Miércoles 18 de Agosto de 1999 

Informe de Prensa de la APDH La Plata - Juicio por la Verdad

 

 

Declararon dos ex policías de un CCD
Uno fue comisario y el otro agente de la comisaría 5° de La Plata durante la dictadura. El primero dijo que en la dependencia "se hacía todo legalmente". Y el segundo reconoció la entrada de personas "vendadas y esposadas". Continúa la búsqueda de archivos policiales.

Por Francisco Martínez y Lucas Miguel (Secretaría de Prensa) 

 

LA PLATA.- Un ex titular de la comisaría 5° de La Plata, en donde funcionó un centro clandestino de detención durante la última dictadura, declaró hoy en el Juicio por la Verdad que lleva adelante la Cámara Federal de esta ciudad.

Fernando Polonio Muñoz, estuvo al mando de la comisaría 5º durante cuatro meses, hasta junio de 1976. El policía, quien se jubiló en el '81 y tiene hoy 71 años, recordó muy poco de su desempeño en la comisaría, donde está probado que funcionó un centro clandestino. Al igual que anteriores policías que declararon ante la Cámara, Muñoz empleó la fórmula "no lo recuerdo" para deshacerse de las preguntas del Tribunal y de la APDH La Plata.

Muñoz, muy deteriorado por los años y con rasgos físicos que evidenciaban su decrepitud, expresó tembloroso que "me parece que trabajé cuatro meses en la 5° en el año 1976". Para ser más preciso, el presidente del Tribunal, Antonio Pacilio, le preguntó si "su desempeño comprendió el gobierno de facto". Muñoz respondió que no, lo que despertó la sorpresa de la sala de audiencias.

"Su respuesta es imposible. Le pido que la repiense", le dijo Pacilio, teniendo en cuenta que las Fuerzas Armadas tomaron el gobierno el 24 de marzo de ese año y que si trabajó cuatro meses en la comisaría, en algún momento, estuvo bajo el gobierno militar. "No lo recuerdo", fue la respuesta que arrojó Muñoz.

Entonces Pacilio preguntó al policía si recordaba el golpe militar. "Sé que hubo un golpe, pero no recuerdo la fecha", sostuvo 
Muñoz para alimentar la indignación de un sector del público.

Asimismo, el policía negó sistemáticamente la intervención de la comisaría por parte de las Fuerzas de Seguridad y afirmó que no recibió órdenes de ninguna autoridad que no fuera policial. También aseguró que durante su gestión al frente de la 5° no hubo detenidos ilegales y que todos los presos eran tratados de igual forma: "Se hacía todo legalmente", manifestó.

En tanto, Muñoz tampoco pudo recordar nombres ni sobrenombres de alguno de sus subordinados, aún cuando el Tribunal le mencionó los apodos de varios policías que, según las víctimas de la represión ilegal que pasaron por la 5°, desempeñaban tareas en esa dependencia.

Otro ex policía de la comisaría 5° durante la dictadura, Carlos De Alba, también declaró ante la Cámara Federal de La Plata. El testigo señaló que comenzó a trabajar como "aspirante" en esa dependencia policial, y que luego fue a estudiar a la Escuela de Policía "Juan Vucetich". De Alba contó que cuando volvió a la comisaría 5° después de estudiar, la puerta de acceso a los calabozos "estaba soldada", y que antes sólo había rejas. El ex policía relató además que vio traslados de detenidos hacia y fuera de la comisaría; dijo que éstos estaban "vendados y esposados" y que eran llevados en autos y camiones.

También manifestó que vio "dos o tres veces" cómo personas eran sacadas del baúl de un auto, dentro del patio de la comisaría, por personas vestidas de civil.

No obstante, De Alba no pudo confirmar si había dos tipos de detenidos: los comunes y los ilegales.

Según la documentación con que cuenta la Cámara, De Alba prestó servicios en la 5° hasta el 26 de agosto de 1977. El ex policía dijo no recordar cuando comenzó a trabajar en esa dependencia, señaló que fue sólo tres años policía y que pasó por la comisaría sólo para tener la posibilidad de acceder a un trabajo en la Jefatura.

"Nunca entré a un calabozo", sentenció el testigo cuando fue preguntado en ese sentido. Tampoco supo precisar quién hacía la limpieza en esos lugares o quién les llevaba la comida a los detenidos. El ex policía también dijo que "nunca supe que había una terraza" en la comisaría 5°, un lugar en donde según el ex detenido Jorge López se torturaba a las personas detenidas en forma ilegal.

Cuando se le preguntó si escuchó gritos de dolor, De Alba contestó que "no, porque yo trabajaba de día". Más tarde se le pidió que explique porqué hizo esa diferencia y si sabía si por la noche se escuchaban gritos. El ex policía explicó que era una suposición de él.

También se lo inquirió sobre si vio mujeres embarazadas en la comisaría, De Alba respondió: "Creo haber visto una". Más tarde dijo que el embarazo no era avanzado, pero no recordó en qué fecha vio a la mujer.




Los libros no aparecen


Por otra parte, declaró el Director de Medicina Legal de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Luis Alberto Bega, en el marco de la investigación del destino de 23 Libros de Partes Médico-legales del período 1976-80, en donde constan las causales de muerte de cientos de NN. Estos cuerpos serían de víctimas de la represión ilegal.

Bega dijo a los jueces que se enteró que la Cámara estaba tras los libros después de asumir y que los buscó, pero que no pudo hallarlos. También sostuvo que conoce la existencia de una reglamentación que ordena la incineración de documentos que excedan los diez años de antigüedad, pero que él nunca tuvo la posibilidad de ponerla en práctica desde el comienzo de su gestión en junio del año pasado.

En este marco, el Tribunal exigió a Bega que intensifique la búsqueda de los libros o de alguna documentación que pueda indicar su destino, al tiempo que la APDH La Plata pidió a la Cámara que ordene a la Dirección de Medicina Legal y al Ministerio de Justicia y Seguridad realizar un sumario administrativo desde 1976 hasta la fecha para "saber en qué lugares estuvieron los libros y dónde hubo archivos que contuvieran esa información". Y también, que se haga un inventario de toda la documentación existente en los archivos policiales.

La Cámara dispuso esta tarde una inspección ocular por el actual archivo de Medicina Legal, en el Bosque de La Plata, y en el Archivo General de la Policía, de lo que se informa por separado.

Los 23 libros desaparecieron después de que el Juzgado Penal N°1 de La Plata los devolviera en 1986 al médico Néstor De Tomas, en ese momento funcionario de la Dirección de Sanidad de la Policía.

De Tomas, quien ya declaró en tres oportunidades ante la Cámara, dijo que él entregó los libros en la Dirección de Sanidad. Pero su ex jefe, el doctor José Albisu, negó esta versión.

Por eso, en audiencias pasadas el Tribunal le hizo saber a De Tomas que "es el único responsable" del destino de los libros, ya que no existen registros de que él los haya entregado, luego de recibirlos del juzgado.




Inspección ocular en archivos policiales


La Cámara Federal de esta ciudad realizó hoy por la tarde inspecciones oculares en el Archivo General de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y en el archivo de la Dirección de Medicina Legal de esa misma fuerza con el objetivo de dar con 23 libros de Partes Médico-Legales que contienen las causales de muertes de cientos de NN, presuntamente víctimas de la represión ilegal.

En primer término, el Tribunal examinó el Archivo General de la Policía ubicado en 1 entre 44 y 45 de esta capital.

Los jueces se encontraron con que los funcionarios a cargo de la dependencia no conocían una orden de no innovar que la Cámara dictó este año, por la cual no se pueden incinerar documentos. Esto provocó la molestia de los integrantes del Tribunal.

Los libros no se hallaron; pero sí se encontró un serio desorden de papeles y carpetas inmersos en un ambiente húmedo y bajo un techo de chapa.

Los libros que llamaron la atención fueron los de "Orden del día". En un volumen de estos -hay cientos dentro del archivo- perteneciente al año 1981 se lee en la primera hoja: "1° Recordatorio: A) Asesinados por las bandas de delincuentes subversivos, B) Caídos en cumplimiento del deber; 2° Conmemoraciones".

En las órdenes del día los jefes comunican a los oficiales las nuevas disposiciones y reglamentaciones que entran a regir a partir de su publicación. En este caso, en las órdenes del día de aquellos años se pudo comprobar que además de conmemorar las fechas patrias y los caídos en deber, se hacía alusión -en forma separada- a "la lucha antisubversiva".

Por otro lado, luego de esta inspección se realizó una similar en el archivo de la Dirección de Medicina Legal de la Policía, sita en las 52 y 118, en el bosque platense.

Aquí, los jueces tampoco encontraron libro alguno. También allí reinaba el desorden: papeles por el piso, caños de plástico sueltos, paquetes de yerba mate, heladeras y rollos de papel higiénico mezclados con expedientes y libros pertenecientes al archivo.




Jueces y abogados participantes de la audiencia


De las audiencias de hoy participaron los jueces Antonio Pacilio, Julio Reboredo, Leopoldo Schiffrin, Carlos Nogueira, y los abogados de la APDH La Plata Marta Vedio, Jaime Glüzmann, Claudio Abalos, Elizabeth Rivas y Alicia Peralta.
 

  

 

Ir a la Página Inicial del Juicio por la Verdad