Miércoles 21 de Mayo de 2003

Informe de Prensa de la APDH La Plata - Juicio por la Verdad

 

 

Conscripto desaparecido: anuncian citación de tres ex jefes militares
Se trata del ex jefe del Escuadrón de Caballería Blindada 9 de Puerto Deseado y de los responsables de esa zona de la provincia de Santa Cruz durante la última dictadura. Además, un ex obrero de Alpargatas relató su secuestro en la comisaría 8°.


Por Lucas Miguel  (Secretaría de Prensa) 

 

LA PLATA (21may03).- Tras recibir hoy el testimonio de la madre de un conscripto desaparecido, la Cámara Federal de esta ciudad anunció que citará a tres jefes militares que tendrían responsabilidad en el secuestro.

Los militares que citará el tribunal son el ex jefe del Escuadrón de Caballería Blindada 9, con asiento en Puerto Deseado (Santa Cruz), Juan José Vargas; el ex comandante de la subzona, Osvaldo Jorge García; y el ex comandante de zona, Osvaldo Azpitarte.

Los jueces Leopoldo Schiffrin y Julio Reboredo anunciaron la citación luego de la declaración de Huri Qüesta, madre del desaparecido Héctor Manuel Irastorza, quien fue secuestrado en febrero de 1977 mientras cumplía con el servicio militar obligatorio en el Escuadrón de Caballería de Puerto Deseado.

"Vargas -superior directo de Irastorza- un día nos dejó dicho que no tenía nada que contestar, que lo declaraban desertor", contó Qüesta. Los jueces se tomaron un instante para conversar y luego anunciaron que van a citar a Vargas y a los responsables de zona y subzona militar.

Héctor Manuel Irastorza, veterinario, de 25 años, había pedido una prórroga para realizar el servicio militar obligatorio, ya que quería terminar su carrera univesitaria. Por eso, tenía esa edad cuando ingresó bajo bandera.

Irastorza Militaba en la Juventud Peronista y participaba de una agrupación en la Universidad Nacional de La Plata. Fue visto por última vez en el centro clandestino "La Cacha", que funcionó en los talleres de Radio Provincia, en Olmos.

El secuestro se produjo el 10 de febrero de 1977, cuando fue enviado en comisión al Comando de la Brigada de Infantería IX, en Comodoro Rivadavia.

Según se relata en el libro Memoria Debida, cuando el matrimonio Irastorza fue a visitar a su hijo a Puerto Deseado el 26 de febrero, Vargas les dijo que el muchacho había salido en comisión el 10 de febrero y que aún no había regresado. Por eso, los militares habían comenzado a labrar las actuaciones administrativas por deserción. Qüesta relató hoy que en aquella oportunidad el militar le preguntó "si no habría una mujercita de por medio" en la desaparición de su hijo.

El libro del capitán José Luis D'Andrea Mohr sostiene también que Irastorza fue visto el 10 de febrero a las 8.30 de la mañana, acompañado de un cabo de apellido Montenegro, mientras esperaba el colectivo que lo llevara a Comodoro Rivadavia.

Qüesta aseguró que lo único que sabe del destino de su hijo está plasmado en una carta que le escribió en los años '80 la sobreviviente Patricia Pérez Catán, quien por entonces residía en Suiza. La mujer la leyó: "Son muy tristes estos recuerdos. Pero es necesario. No podemos dejar que esto se olvide", comienza la misiva.

"Sí, señora, yo estuve con Héctor, le decían 'el Perca'; nuestros 'colchones' en el piso estaban bastante cerca y pudimos charlar bastante", continúa. Y refiere que Irastorza estuvo en "La Cacha" entre marzo y abril de 1977, "hasta que un día trasladaron a todos los conscriptos (desaparecidos) juntos a otro lugar, nunca supe dónde, y, desde ese momento, no tuvimos más noticias de ellos".

La madre del desaparecido dijo resignada en el final de su testimonio: "Para mí, si salió de 'La Cacha', está en el cementerio. Es intuición de madre". Y luego agregó: "Me siento orgullosa de él. Las ideas a él no se las iban a sacar".



Sobreviviente de Alpargatas

Hoy también prestó testimonio el ex detenido Horacio Edgardo Pérez, un ex delegado de la fábrica textil Alpargatas que estuvo secuestrado poco más de un mes en la comisaría 8° de La Plata.

"En Alpargatas se origina mi problema. Había sido elegido delegado de la sección botas. Los trabajadores solicitamos un pequeño aumento de sueldo y hubo un paro", relató.

Pérez fue detenido el 8 de noviembre de 1977 en su domicilio de Los Hornos.

"Llegó un camión lleno de soldados. Yo estaba durmiendo la siesta. Me apuntan con un rifle y me dicen que los acompañe. Siguieron haciendo allanamientos en otros lugares de la ciudad, conmigo arriba. Yo iba sin capucha y no me ataron. Me bajaron en la comisaría 8°", relató.

Estuvo en la 8° detenido en una celda a disposición del Área Operacional 113, junto a otros presos políticos y "comunes". El habeas corpus que figura en la causa fue escrito por él. Lo redactó cuando su esposa pudo visitarlo luego de dos semanas de estar incomunicado.

Pérez logró avisar en su casa que estaba detenido tras haber sobornado a un policía.

El secuestro de Pérez se produjo después del paro, que había sido convocado por una asamblea de trabajadores y no había sido aprobado por la Asociación Obrera Textil, el gremio que nuclea a los operarios del sector. Pérez contó que, tras la detención, su esposa y su cuñada fueron a la fábrica para hablar con el delegado del sindicato, un tal Lezcano: "Les dijeron que me había ocurrido eso porque yo era terrorista, subversivo".

Pérez dijo que sospecha que fue Lezcano quien lo entregó. El fiscal Félix Crous solicitó entonces que se requiera al sindicato y al Ministerio de Trabajo los datos para identificar al delegado textil.



Ex Policía

Por último, hoy también declaró el ex policía Juan Ángel Ramírez, hermano de Adolfo Agustín y Héctor Gustavo, quienes están desaparecidos desde 1977 y también revistaban en la fuerza.

Ramírez, quien trabajó desde 1976 y 1981 como chofer de un comisario de la Dirección de Inteligencia, aseguró que nunca supo nada sobre el destino de sus hermanos. "Me enteré que se los llevaron presos, pero nada más. Quise averiguar, pero no conseguí nada".

El ex policía era cabo y chofer del comisario inspector Eduardo Joaquín Sánchez, fallecido. Relató que llevaba a Sánchez a distintas dependencias de la Policía en el Gran Buenos Aires, entre ellas la Brigada de Investigaciones de Banfield, sede de uno de los centros clandestinos conocidos como "El Pozo". "(Sánchez) Iba a controlar Banfield porque era jefe de esa área", dijo. Pero aseguró no saber nada más acerca de ese centro, ya que, dijo, no se bajaba del auto y esperaba a su jefe en la vereda.



Participantes

De las audiencias de hoy participaron los jueces Leopoldo Schiffrin y Julio Reboredo; el fiscal ad hoc Félix Crous; el defensor oficial Carlos Cozzi; y las abogadas de la APDH La Plata, Marta Vedio y Alicia Peralta. 


  

 

Página Inicial del Juicio por la Verdad

Página Inicial del Sitio