Torresi, Rodolfo

La Plata, 3 de Mayo de 2000


  

DR. DURAN.- ...día de la fecha, hoy 3 de Mayo del año 2000, comparece al Tribunal integrado por los Señores Jueces Dres. Julio Víctor Reboredo, Leopoldo Héctor Schiffrin y Alberto Ramón Durán; contando con la presencia del Señor Fiscal General Subrogante ante la Cámara Dr. Carlos Dulau Dumm, el Señor Defensor Público Oficial ante la Cámara Dr. Ricardo Alberto González. en representación por la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos La Plata el Dr. Claudio Avalos; en representación de la Asociación de ex detenidos y desaparecidos la Dra. Mónica González Vivero; una persona previamente citada a los fines de prestar Declaración Testimonial, a quién se le hace saber que debe producirse con veracidad respecto de todo lo que supiere o le fuera preguntado, ya que de lo contrario eventualmente podría ser procesado por el Delito de Falso Testimonio de conformidad con lo prescripto en el artículo 275 del Código Penal, razón por la cual en primer término se le requiere que preste legal Juramento o promesa de decir verdad de acuerdo a sus creencias, ante lo cual responde.

RODOLFO TORRESI.- Sí, juro.

DR. DURAN.- Su nombre completo?.

RODOLFO TORRESI.- RODOLFO TORRESI.-

DR. DURAN.- Nombre de su padre.

RODOLFO TORRESI.- RODOLFO TORRESI.-

DR. DURAN.- Vive?.

RODOLFO TORRESI.- No, no vive.

DR. DURAN.- Nombre de su madre.

RODOLFO TORRESI.- MARIA LUISA TERESA MIRO.

DR. DURAN.- Vive?.

RODOLFO TORRESI.- Vive, sí.

DR. DURAN.- Lugar y fecha de nacimiento?.

RODOLFO TORRESI.- Santa Rosa, La Pampa, 1§ de Junio de 1954.

DR. DURAN.- Su estado civil?.

RODOLFO TORRESI.- Separado.

DR. DURAN.- Su ocupación o profesión?.

RODOLFO TORRESI.- Agricultor.

DR. DURAN.- Su domicilio actual?.

RODOLFO TORRESI.- Sección Chacras de Rivera, Provincia de Buenos Aires.

DR. DURAN.- Usted ha sido convocado en el día de la fecha a prestar declaración testimonial en esta Causa número 64, del Registro de la Secretaría única del Tribunal, en la cual ya prestó testimonio quien fuera su esposa, Susana Ana Ocerín, en la Audiencia próxima pasada. De acuerdo al testimonio brindado por su ex esposa usted y ella fueron víctimas de secuestro y de torturas, razón por la cual usted se haya comprendido dentro de las generales de la Ley. Ello no empece a que usted deba producirse con veracidad, correcto?.

RODOLFO TORRESI.- Sí.

DR. DURAN.- El Tribunal va a escuchar primero todo lo que usted nos pueda narrar, y posteriormente le formularemos las preguntas que sean pertinentes.

RODOLFO TORRESI.- Perfecto, bueno. Yo estaba cursando la Carrera de Ciencias Veterinarias y en el año 76, m s precisamente principios de Octubre del 76, a eso de las dos y media de la mañana sentimos que se estaba produciendo un allanamiento en las inmediaciones de nuestro domicilio, en la calle 8 entre 68 y 69, no me acuerdo el número exacto, por lo cual mi ex mujer me dice que est n allanando... le digo, bueno, que se quede tranquila, a los cinco minutos se presentan en nuestro domicilio, golpean, patean la puerta y requieren de mi presencia. Bajo insultos me tiran al suelo, abro la puerta, me tiran al suelo, sería una cantidad de diez a doce personas aproximadamente, me piden que no los mire... me hacen poner un pantalón, una camisa, una campera y los zapatos sin medias, y me retiran con los ojos vendados, lo que pude ver es que era un Fiat 128 y había sí tres o cuatro vehículos m s. Me llevan a... me dijeron que me quede tranquilo por mi ex-mujer y mi hijo que tenía en ese momento dos meses de edad, me llevan a un lugar, una Dependencia muy cercana a mi domicilio, era en La Plata, a eso de las tres de la mañana, un lugar muy iluminado, con un parque adelante, con un salón muy grande, lleno de chicos también, comprometidos en la misma situación que yo, lo cual no podíamos hablar porque eramos golpeados, pateados, a los veinte minutos me llaman y me dirigen a una Dependencia, donde me hacen desnudar y empiezan a requerirme en que Movimiento estaba, me hacían referencia a mi apodo "Oso", si era mi nombre de Guerra?, yo les explicaba que era una apodo infantil no es cierto, de mi escuela primaria, que no era ningún apodo de Guerra, y empiezan a torturarme durante un largo lapso, la tortura fue con picana eléctrica... Yo no se si quieren que les describa cómo es la tortura con picana eléctrica, en los orbiculares de los labios, en las uñas es donde más duele, en los genitales, el olor a carne quemada. Me retiran de ahí y llevan a un ex-compañero de domicilio que vivía en la calle 2, 1118, 1° piso B. Habíamos vivido juntos, Roberto Lisnovich también, en su delirio habían encontrado unos papeles, membretes del hermano, de la facultad, él se dedicaba a hacer apuntes y nos encontraba en la Argentina, estaba en Hanover (fon) becado como Veterinario, y decían que los apuntes esos, que los membretes esos me correspondían, eso era toda la acusación que tenían.

DR. SCHIFFRIN: Eh, perdón, le pediría al testigo que hable un poquito más despacio y repita toda esta parte, después del tormento que le fue inferido, porque no lo pude comprender.

RODOLFO TORRESI.- Bueno, exactamente, voy a tratar de ser más, no tan celere (sic). Llevan también, cuando me estaban torturando, llevan a otra persona que había vivido conmigo, Roberto Lisnovich, que vivía en la calle 2, 1118... 1§ piso B, habíamos vivido juntos, en la cual, en la casa cuando la Allanaron, encontraron unos membretes de la facultad, esa casa había sido cedida por el hermano de Roberto Lisnovich, un hermano que era Veterinario y que vivía en Hanover (fon) Alemania, había sido becado allá . Bueno, en base a eso me comprometían con los papeles esos que eran míos, y nada que ver, de ahí me mandan de nuevo a la Salita esa general, y a la hora aproximadamente otra sección de Tortura, por aproximadamente no s‚, media hora, yo les pedía agua y me decían que no me daban agua, yo neófito en el tema, obvio y me decían que no me daban agua porque iba a reventar. Había uno que jugaba de bueno, y otro que jugaba de malo, como siempre lo hicieron, de ahí... todo el día estuvimos, se produjeron algunas liberaciones entre comillas, no s‚ si fueron liberaciones o traslados, y de ahí a la noche... el primer lugar que digo yo no lo reconozco, sinceramente, fue acá en La Plata, pero el segundo lugar sí lo reconozco por haber pasado, a pesar de haber estado tabicado, lo reconozco porque es la calle 1 y 60, ahí entramos a la noche, en un coche y estuvimos en las celdas individuales por el espacio más o menos de una o dos horas, de ahí, no reconozco a nadie no... de ahí nos suben en un coche grande, creo que era un Torino o un Falcon, creo que era un Falcon fue, nos llevan en el asiento de atrás tirados en el piso, dos chicas tiradas en el piso, yo arriba de las chicas y en el baúl llevaban a otra persona, que resultó ser Mario Salerno, que lo conocía de la facultad de Arquitectura. Nos llevan a un lugar descampado, donde se sentía el canto de ranas, sapos y era como un bañado eso, nos bajan del coche, tirándonos de los pelos a mi, y diciéndonos cómo se llama, que empecemos a correr sobre la gramilla y ahí automáticamente cargaron las armas, que deberían de ser Itakas por el ruido, el típico clack, bueno ahí yo ya creí que nos fusilaban, nos hacen correr y de repente nos encontramos con el rellano de una puerta de una casa y nos introducen ahí, en ese lugar habían muchos chicos también, no fui torturado, sí fui golpeado, venían golpes a cada rato en la cara, no sabía de dónde venían, insultos y en ese lugar estaba en condiciones con mucho, mucho frío, me habían sacado la campera y se la habían llevado para uso de ellos, mi captores no, que yo creí que era ya el fin mío no, no es cierto, porque ya me estaban despojando de lo poco que tenía y compartíamos entre seis o siete personas, una manta con un agujero en el medio que parecía un poncho, una manta de tipo militar o naval, no se de que sería esa manta, así gruesa, pesada, yo no me acuerdo si tenían inscripción o no, conmigo compartieron Nora Ongaro, Mario Salerno y Bernardo Cané, a Bernardo Cané lo reconocí un tiempo después por ser Funcionario de Agricultura y Ganadería y Pesca. Estuve por espacio de alrededor de... yo no me acuerdo y siete u ocho días, yo no me acuerdo, precisar muy bien el tiempo, donde lo peor de todo era la tortura que se practicada sobre los demás compañeros, los gritos de horror, las noches eran, la noche de La Patota, cuando venía La Patota alcoholizada, con vahos de alcohol, y era como decían ellos, venían a reventar. Un día domingo comieron un asado, bueno yo quiero explicar que la comida nuestra era a base de un agua con unos fideos, el cual nunca paraba por la incontinencia estomacal de uno, no es cierto, por la situación que vivían... un día domingo, un día feriado creo, hicieron un asado afuera La Patota, La Patota ese día estuvo de día, y hacían prácticas de tiro del otro lado de la pared, que se los escuchaba y gritaban, "tírenle a la cabeza, a la cabeza" y se sentía cuando las balas ordaban la pared. Después de unos días me dicen a la madrugada, me devuelven la campera, yo la requerí que tenía frío, me atiende una persona de aparentemente Jerarquía, porque era el que "pesaba" ahí, dijo que me iba a pegar un tiro en la cabeza, y al otro día, me liberaron, bah... me dijeron que me iban a liberar, cosa que yo no creía, me suben a un automóvil Torino, color blanco, me trasladan dos personas y me dejan a las cuatro y media, cinco de la mañana, alrededor de la Plaza España, en una diagonal chiquitita que no recuerdo el nombre, en Plaza España, 66 y 7. De ahí salgo, me dicen que espere sentado, que espere que el automóvil se retire para sacarme la venda, me saco la venda, salgo corriendo y bueno, llego a mi casa, estaba mi ex-mujer con mi suegra y de ahí nos retiramos, nos vamos a Buenos Aires, a la localidad de San Antonio de Padua, donde viven mis padres y de ahí me dirigí definitivamente, casi definitivamente al campo a vivir.

DR. DURAN: Doctor Reboredo?

DR. REBOREDO: Señor, usted recuerda el tiempo que pudo haber transcurrido, desde que lo sacan de su casa, hasta que lo alojan en el primer sitio que estuvo detenido?

RODOLFO TORRESI.- Sí, pasó mucho tiempo, pero no fue mucho tiempo, habrán sido diez o quince minutos a lo sumo, diez minutos lo máximo.

DR. REBOREDO: Usted lo que dijo...

RODOLFO TORRESI.- Perdón, perdón. Yo lo que s‚ que dieron muchas vueltas como para despistar, dieron vueltas, vueltas, iban y venían, pero m s o menos quince minutos, pero dieron muchas vueltas para despistar.

DR. REBOREDO: Y alguna de las características del primer lugar donde estuvo detenido, porque usted dijo que el primer lugar no lo pudo individualizar, pero el segundo sí.

RODOLFO TORRESI.- El segundo sí y el último no, yo el último le digo no...

DR. REBOREDO: No, me refiero al primero.

RODOLFO TORRESI.- No, sí, est bien, perfecto, no... yo la característica que le puedo decir, yo me parece que había una, el coche entraba por una esquina, por una tranquera, que había, como un verde, algo de pasto así o piedritas, y después entraba a mano derecha a un gran salón que había con muchos vidrios, muy iluminado, música muy fuerte, a todo lo que da, eso sí me acuerdo... y el último directamente nunca lo pude haber descripto, yo no tuve contacto nunca más con gente de acá pero... con Desaparecidos no, y aparecidos obviamente, pero leyendo los diarios del Juicio, el diario Clarín, las declaraciones de Nora Ongaro, es que yo había estado también con ella en Arana.

DR. REBOREDO: Ese es el último sitio?

RODOLFO TORRESI.- Ese es el último sitio, exactamente.

DR. REBOREDO: Y cómo pudo conocer el de 1 esquina 60?

RODOLFO TORRESI.- Esquina 60?, porque yo pasaba todos los días caminando para la facultad de Veterinaria, por el portón que tenía uno podía ver, a veces me bajaba algo la venda, todo el asfalto que había desde la entrada hasta el fondo, y cuando abrieron los portones para entrar el vehículo.

DR. REBOREDO: Quiere decir que era el sector de Caballería?

RODOLFO TORRESI.- Caballería, exactamente, exacto, eso sí lo reconozco.

DR. REBOREDO: Y que est sobre la calle 60.

RODOLFO TORRESI.- Est sobre 60 exactamente... es el paso obligado a la facultad de Veterinaria.

DR. REBOREDO: Y ahí estuvo en un calabozo alojado?

RODOLFO TORRESI.- Ahí estuve en un calabozo individual, exactamente, habían varios calabozos individuales.

DR. REBOREDO: De la gente que lo torturó, usted recuerda haberlo visto a la persona que...

RODOLFO TORRESI.- No, no, hubiera...

DR. REBOREDO: Estaba tabicado usted?

RODOLFO TORRESI.- Estaba completamente tabicado, hubiese sido la muerte mía, el único momento, era la madrugada y yo me desperté, se me había bajado el vendaje, tenía mucho sueño... que me hace pensar si no ponían algún soporífero en la bebida en el agua, y me desperté y tenía la venda por el cuello, y no me acuerdo cómo hice porque tenía las manos esposadas atrás, cómo hice para levantarme la venda y volvermela a colocar, pero haberlos visto hubiese significado mi muerte.

DR. REBOREDO: Y usted oía, como se comunicaban entre ellos?

RODOLFO TORRESI.- Sí, sí.

DR. REBOREDO: Por nombres, por Grados, por Apodos?

RODOLFO TORRESI.- No, no, no recuerdo, sinceramente no recuerdo.

DR. REBOREDO: En ninguno de los sitios donde estuvo?

RODOLFO TORRESI.- ...

DR. REBOREDO: En lo que usted después se enteró que era Arana, no recuerda?

RODOLFO TORRESI.- No, sinceramente no. Es decir, el contacto era con dos Guardia cárceles que entraban en el lugar nuestro, después cuando venía La Patota de noche, no, no, no, no... a uno lo llamaban "el Jefe", creo que era "el Jefe" y nada más, a uno de La Patota, pero después no recuerdo como se comunicaban.

DR. REBOREDO: Usted en alguno de los lugares donde estuvo cautivo, sintió la presencia de algún Jefe, algún Superior, algún personaje importante digamos...

RODOLFO TORRESI.- Sí, aquella vez que me dijeron que me iban a pegar un tiro en la cabeza... no se quién podía ser... puedo imaginar.

DR. REBOREDO: Y quién se imagina?

RODOLFO TORRESI.- Camps.

DR. REBOREDO: El episodio que usted cuenta del festejo, o del asado, que concluyó con ese tiroteo, ese...

RODOLFO TORRESI.- Simulacro de Fusilamiento, sí.

DR. REBOREDO: Simulacro de Fusilamiento, habría sido en Arana entonces?

RODOLFO TORRESI.- En Arana, sí, sí, en el último lugar es, exacto, en Arana de noche se escuchaba, bueno, yo digo Arana no es cierto, de noche se escuchaba un avión, el paso de un tren y el croar de las ranas, de sapos y de aves de un bañado...

DR. REBOREDO: Eso es en Arana, el último sitio?

RODOLFO TORRESI.- Eso es en Arana, el sitio que m s tiempo estuve no...

DR. REBOREDO: Y con relación al segundo sitio, que usted aparentemente cruzaron una tranquera...

RODOLFO TORRESI.- El segundo sitio era un portón grande...

DR. REBOREDO: Era un portón grande... Y el lugar era importante digamos, en su amplitud?

RODOLFO TORRESI.- Sí, sí, era la calle interior asfaltada hasta llegar a las celdas, eso me acuerdo, era grande sí, el lugar era grande, y las celdas no, las celdas eran chiquititas me acuerdo...

DR. REBOREDO: Y usted por su experiencia, pudo imaginar o puede imaginar que hubiere sido un establecimiento lácteo, unos tambos que hubiere habido en ese lugar. En el segundo lugar...

RODOLFO TORRESI.- No, nunca me imaginé eso.

DR. REBOREDO: Bueno, gracias.

RODOLFO TORRESI.- No, no hay por qué.

DR. DURAN: Doctor Schiffrin?

DR. SCHIFFRIN: Continuando con el doctor Reboredo, no tengo bien en claro la secuencia no, el primer lugar a donde lo llevan, usted no lo puede identificar...

RODOLFO TORRESI.- No, es...

DR. SCHIFFRIN: Pero ahí sí lo torturan...

RODOLFO TORRESI.- Sí, sí, sí...

DR. SCHIFFRIN: Dos veces...

RODOLFO TORRESI.- Exactamente, exacto.

DR. SCHIFFRIN: Pero no estuvo mucho tiempo, llegó a dormir una noche ahí?

RODOLFO TORRESI.- No, no, no. Yo le explico, de casa fui retirado dos y media de la mañana, estuve, la tortura fue durante el transcurso de esa madrugada... presencié ahora me acuerdo, como se la agarraron con un Peruano, con un muchacho Peruano, que le recriminaban en sus ataques de xenofobia, lo insultaban porque era Peruano, porque había venido acá , y tenía... le habían pateado la cabeza y ya estaba hacía dos días m s o menos, porque ya tenía los tapones de algodón podridos en la nariz, de eso me acuerdo perfectamente, y bueno, eso es un aditivo que doy no.

DR. SCHIFFRIN: Nombre o apodo de ese muchacho?

RODOLFO TORRESI.- No, no, para nada, ni hablar podíamos en ese momento ahí. Eh... de ahí...

DR. SCHIFFRIN: De ahí, muy bien... hasta que momento se queda en este lugar...

RODOLFO TORRESI.- De ese día, aproximadamente las doce de la noche serían...

DR. SCHIFFRIN: Doce de la noche, es decir, a usted lo secuestran a la madrugada del 6...

RODOLFO TORRESI.- Sí, sí...

DR. SCHIFFRIN: De octubre...

RODOLFO TORRESI.- Sí, sí... no preciso la fecha justamente...

DR. SCHIFFRIN: A ver, si la tengo acá ... sí, 6 de octubre. Entonces, lo torturan en esa misma madrugada y permanece todo ese día en ese establecimiento que no sabemos cuál es?

RODOLFO TORRESI.- Exactamente, hasta llevarnos a la noche, hasta 1 y 60...

DR. SCHIFFRIN: A 1 y 60, donde no lo torturan, ahí es donde pasa por un portón, van por una calle asfaltada...

RODOLFO TORRESI.- Exactamente...

DR. SCHIFFRIN: Ese es el segundo lugar...

RODOLFO TORRESI.- Ese es el segundo lugar, que estamos dos horas, dos horas y pico m s o menos...

DR. SCHIFFRIN: Y después en un Torino o en un Falcon...

RODOLFO TORRESI.- En un Falcon fue...

DR. SCHIFFRIN: Lo transportan...

RODOLFO TORRESI.- Exactamente...

DR. SCHIFFRIN: A Arana.

RODOLFO TORRESI.- A Arana...

DR. SCHIFFRIN: En este sentido le digo la verdad, cuando usted dice que lo llevan en el Falcon, bueno, me mandaron un mensaje de mi propia Vocalía, y me perdí el fragmento que usted contaba, de que pasa cuando se acercan ahí a Arana, me lo perdí, porque... mil disculpas por...

RODOLFO TORRESI.- Est bien, se lo explico de nuevo, no, no, no... en el asiento de atrás, en el piso iban dos chicas, yo iba arriba, dos o tres chicas iban, en el baúl iba Mario Salerno, otro muchacho que estuvo en Arana, llegamos a un descampado que yo tampoco sabía que había una habitación, que había una sede ahí de ellos, llegamos a un descampado, nos bajan de los pelos, nos dicen: bueno, ahora empiecen a correr, y ahí empezaron a cargar las Itakas, eran aparentemente se veían que eran personas robustas, eso sí pude ver... y bueno, nos hacen correr por el pasto, bueno yo creí que ya era el fusilamiento y de repente encuentro yo la esplanada como de una casa, que me acuerdo que ahí nos agarran nuevamente de los pelos y nos meten adentro, lo que sí recuerdo que tenía piso tipo damero...

DR. SCHIFFRIN: Tipo damero, el piso, usted veía un poco el piso...

RODOLFO TORRESI.- Cómo?

DR. SCHIFFRIN: Sí, tipo así de... digamos de...

RODOLFO TORRESI.- Damero, de dos colores era...

DR. SCHIFFRIN: Blanco, negro... ese tipo de cosas...

RODOLFO TORRESI.- Exacto, exactamente.

DR. SCHIFFRIN: Porque el problema yo, ahora justamente, lo que el doctor Reboredo apuntaba, era en que en realidad no hay un solo Arana, si no el Destacamento de Arana que está ahora, que sigue siendo un Destacamento Policial, y lo que se llamaba el Casco desaparecido, que era una antigua estancia La Armonía transformada, que sufrió muchas vicisitudes, después fue utilizada por la Policía para la caballería de la Policía, bueno, y terminó siendo el actual Regimiento 7, en aquel tiempo, bueno ahí había la casa digamos, la antigua estancia, el Casco se usaba también como Centro de Torturas, como los dos lugares están a campo abierto prácticamente, es difícil discriminar el uno del otro...

RODOLFO TORRESI.- Sí, sí, no yo lo que conocí era el piso, no creo que haya tenido aspecto de Tambo eso, tenía aspecto de vivienda, s‚ lo que es...

DR. SCHIFFRIN: Sí, no, de vivienda pero sí, sí, porque había sido una vivienda importante en su tiempo, en el tiempo de la estancia...

RODOLFO TORRESI.- Sí, sí... yo lo que me acuerdo era el piso damero y que había algunos calabozos al lado con camas de cemento, donde había una chica pero no me acuerdo muy bien, no estaba en muy buenas condiciones el lugar, dos o tres veces fui al baño que me dejaron lavarme la cara y pude ver un poco, una claraboya alta, pero m s no pude ver ahí.

DR. SCHIFFRIN: Era muy chico, en general la primera impresión de que era muy chico...

RODOLFO TORRESI.- Era chico sí, sí, sí... la Sala donde estábamos nosotros con Bernardo Cané, Nora Ongaro y Mario Salerno y había algún otro más que yo no se los nombres, no era muy grande, sería una sala de cuatro por cinco o una cosa así.

DR. SCHIFFRIN: Son dimensiones le digo la verdad mucho mayores que las que uno pueda encontrar... cuatro por cinco...

RODOLFO TORRESI.- O cuatro por cuatro.

DR. SCHIFFRIN: habrá dos salas así en el actual, en el actual Destacamento y también, es muy difícil... lo que usted dice poder colegir si es el actual Destacamento o el antiguo Casco, esto...

RODOLFO TORRESI.- No, yo no lo se y se puede imaginar que después de 24 años quiero saber, quiero saber dónde estuve yo, por lo menos eso no.

DR. SCHIFFRIN: Eh, podría ser, porque usted era, me llamó la atención el detalle que dio de que había un charco, ciénaga o una cosa así por el croar de los sapos no...

RODOLFO TORRESI.- Sí, sí, sí... eh, croar los sapos, la vía del tren, porque pasaba un tren, un avión que despegaba y un día a la tarde se escuchó una gran explosión, eso sí.

DR. SCHIFFRIN: Eh, qué más le podría preguntar para siempre buscar la identificación del lugar, cuando a usted lo hacen correr, el auto que lo llevaba, le dio la impresión de que hubiera pasado un portón?

RODOLFO TORRESI.- Eh, no, a la ida no, cuando me sacaron sí, había como una barrera o a alguien que saludaban, o un portón abierto o algo abierto que dejaban salir...

DR. SCHIFFRIN: Cuando se lo llevaron... el portón que se utilizaba en Arana est todavía...

RODOLFO TORRESI.- Est todavía...

DR. SCHIFFRIN: En el Destacamento, est al costado...

RODOLFO TORRESI.- Sí, mire, yo hace dos años vine y quise reconocer el lugar por modo propio y no lo pude reconocer...

DR. SCHIFFRIN: Estuvo en el Destacamento?

RODOLFO TORRESI.- No, yo no reconocí, fui con mis hijos m s chicos, un día que había venido con mi vehículo y quise reconocer el lugar y no reconocí ni el Destacamento tampoco, no reconocí el lugar donde quedaba...

DR. SCHIFFRIN: Si no es difícil, por esa dualidad es complicado llegar a determinar no...

RODOLFO TORRESI.- Claro.

DR. SCHIFFRIN: Pero por lo menos en uno u en otro lugar tuvo que estar usted no...

RODOLFO TORRESI.- Sí, sí, calculo que sí.

DR. SCHIFFRIN: Bien... Ah, sí, el doctor Reboredo me recordaba un detalle característico del Destacamento. Usted alguna vez pudo advertir si enfrente del edificio último que estuvo usted, había una chimenea... alta, muy alta de ladrillos?

RODOLFO TORRESI.- No, no, sinceramente no me acuerdo de eso, yo recuerdo que entramos y había un porche y a mano derecha estaba la sala nuestra, donde estábamos nosotros...

DR. SCHIFFRIN: A mano derecha... y eso tiene correspondencia con el Destacamento...

RODOLFO TORRESI.- Pero chimenea...

DR. SCHIFFRIN: Dentro del Destacamento hay un antiguo horno de ladrillos...

RODOLFO TORRESI.- Claro, y siguiendo por ese pasillo a mano izquierda estaban las dependencias donde interrogaban...

DR. SCHIFFRIN: Sí, sí, eso tiene concomitancia con el Destacamento de Arana...

RODOLFO TORRESI.- El Destacamento...

DR. SCHIFFRIN: Donde también en la pared del fondo, hay un cerco perimetral que es muy grande, porque hay que ver que tenían caballos antes ahí, y está llena de impactos la pared del fondo, así que...

RODOLFO TORRESI.- Ah...

DR. SCHIFFRIN: Y hay un lugar donde ahora se edificó algo m s pero en un tiempo se podían hacer asados... tenemos que dar vuelta el cassette. Es el cerco perimetral, que es antiguo ya, hay impactos de bala en el fondo. Ahora, es decir, podría ser pues que usted hubiera estado en Arana Destacamento, pero no podemos precisarlo más allá .

RODOLFO TORRESI.- Sí.

DR. SCHIFFRIN: Otras personas que usted... usted dijo ya los que est seguro que estuvieron con usted... no, aparte de que usted piensa que quien lo amenazó era el General CAMPS, eh... usted dijo: personas detenidas que tuvieron con usted, ya dijo los nombres.

RODOLFO TORRESI.- Sí, sí.

DR. SCHIFFRIN: Recuerda alguno m s ?

RODOLFO TORRESI.- No, no...

DR. SCHIFFRIN: Como recordó El Peruano...

RODOLFO TORRESI.- Que hayan estado conmigo no, pero sí de un amigo mío de Mar del Plata que desapareció por un día, eh... no me comentó en qué lugar estuvo, pero calculo que ha visto gente; yo no le puede precisar porque no me han dado mucho en detalles; ALEJANDRO STANTIEN, también estudiante de veterinaria, que desapareció por un día.

DR. SCHIFFRIN.- Bien. Muchísimas gracias.

RODOLFO TORRESI.- No tiene por que. Yo quisiera aclarar algo m s. Cuando yo me fui a vivir al campo a 800 km. de acá, entré a trabajar a una cooperativa, en el año 80, eh... y simultáneamente que fui a vivir a Rivera, el lugar mío actual de residencia, yo vivía en el campo con mis ex-suegros y vino el Ejército y allanaron y con detectores de metales buscando no se que piedra preciosa... y así también allanaron varias viviendas más de personas de Rivera, de un pueblo, que tiene dos mil quinientos habitantes más o menos. Entonces vivíamos continuamente asediados...

DR. DURAN.- Señor Fiscal General.

DR. DULAU DUMM.- Señor RODOLFO TORRESI. Usted antes de ahora, ha prestado alguna declaración ?... ¨ Algún Juzgado ?

RODOLFO TORRESI.- No, no.

DR. DULAU DUMM.- Con relación a los mismos hechos.

RODOLFO TORRESI.- No, no, para nada, no.

DR. DULAU DUMM.- Cuando se le hicieron preguntas concernientes a ver si podía identificar a algunos de sus captores, usted dijo seguramente cuando fue amenazado, en el sentido de que se le iba a disparar a la cabeza, usted dijo que imaginaba que CAMPS había sido la persona, y yo me preguntaba...

RODOLFO TORRESI.- Sí, pensé...

DR. DULAU DUMM.- Le pregunto por que pensó en... ?

RODOLFO TORRESI.- Por el grado de autoridad que tenía ahí adentro. No era muy frecuente su visita y medio se paralizaba todo cuando llegaba esta personas...

DR. DULAU DUMM.- ¨ Eso concretamente en cuál de los sitios a los que usted... ?

RODOLFO TORRESI.- En Arana... en el último lugar fue.

DR. DULAU DUMM.- ¨ Esto fue con anterioridad o posterioridad a aquello que usted también calificó como la "patota" alcoholizada, que venía a la noche y un asado también ?

RODOLFO TORRESI.- Esto fue... no, con posterioridad. No la "patota"... bueno, si quiere lo califico de otra manera; gente alcoholizada que venía, que tenían otra actitud con respecto a la gente que estaba en horario diurno, que venían de noche, a los gritos, eh... alcoholizado, llámele como quiera...

DR. DULAU DUMM.- Sí... ¨ usted no recuerda si había algún trato militar ? Algún trato jerárquico entre ellos ?

RODOLFO TORRESI.- Sí, sí... y había un Jefe. Un Jefe sí había de la "patota".

DR. DULAU DUMM.- ¨ Con qué referencia ?

RODOLFO TORRESI.- No, no... no, no, grado militar no, pero que había una subordinación a un Jefe, sí.

DR. DULAU DUMM.- Ajá . Usted recordó haber estado también detenido y expresó nombres y apellidos de ROBERTO IGNOVICH, de MARIO CANE, MARIO SALERNO...

RODOLFO TORRESI.-No, MARIO CANE no. BERNARDO CAN‚...

DR. DULAU DUMM.- BERNARDO CAN, perdón.

RODOLFO TORRESI.- MARIO SALERNO y NORA ONGARO.

DR. DULAU DUMM.- NORA ONGARO. Algún otro nombre m s ?

RODOLFO TORRESI.- No, ningún otro.

DR. DULAU DUMM.- ¨ Algún apodo de personas que hayan compartido con usted momentos ?

RODOLFO TORRESI.-No, no, no.

DR. DULAU DUMM.- Cuando usted dijo que compartían un poncho, eran únicamente...

RODOLFO TORRESI.-Con otras personas, pero nos estaba prohibido hablar entre nosotros, muy poco lo que pudimos hablar con NORA y con BERNARDO, que yo fui ayudante de él en la cátedra de Histología.

DR. DULAU DUMM.- ¨ En la Cátedra de ?

RODOLFO TORRESI.- Histología.

DR. DULAU DUMM.- Histología. ¨ Cuándo fue su liberación ?

RODOLFO TORRESI.- Yo tengo precisa la fecha, pero calculo que fue alrededor del 10 de octubre exactamente.

DR. DULAU DUMM.- ¨ En total fueron cuatro días ?

RODOLFO TORRESI.- Sí, cuatro o cinco días.

DR. DULAU DUMM.- Cuatro o cinco días. Bueno, nada m s señor Presidente.

DR. DURAN.- Dr. AVALOS.

DR. AVALOS.- Sí, señor Presidente, gracias. Si el testigo puede deletrear o aclarar cual es el nombre de ROBERTO NINOVICH...

RODOLFO TORRESI.- Sí. N-I... NISNOVICH (deletrea).

DR. AVALOS.- Si el testigo puede mencionar, en el primer lugar de detención, hacía que zona de La Plata fue dirigido. El testigo mencionó que era cerca de su casa.

RODOLFO TORRESI.- Sí.

DR. AVALOS.- ¨ Se dirigió hacía la Calle 72, hacía la otra...?

RODOLFO TORRESI.- Es decir, yo calculé que era cerca de casa y más que cerca de casa, una zona urbana y yo se que pegaron varias vueltas como para despistar.

DR. AVALOS.- ¨ En algunos de los lugares que usted estuvo detenido, si el testigo detectó la presencia de grupos característicos de detenidos; detenidos que reunían entre sí un elemento en común, por ejemplo la edad, grupos de estudiantes secundarios o grupos de estudiantes de determinada... o trabajadores obreros ?

RODOLFO TORRESI.- No, no, yo percibí que eran m s que nada estudiantes universitarios... no me pidan de ideologías, fracción o... eran universitarios la mayoría... secundarios no vi, no recuerdo haber visto.

DR. AVALOS.- ¨ En alguno de los lugares, les pasaban revista a los detenidos ?

RODOLFO TORRESI.- No, no. Nos dieron un número creo... yo la verdad que sinceramente ya ese dato ya est un poco... pero no, no, no nos pasaban revista, no... no, para nada.

DR. AVALOS.- ¨ El número se lo dieron en qué lugar ?

RODOLFO TORRESI.- En el primer lugar. Un número... d‚jeme acordar si era con número... no, no hubo ningún tipo de número, no, no.

DR. AVALOS.- ¨ En Arana, presenció algún represor con unas características de voz distinta a los demás ?

RODOLFO TORRESI.- El Jefe.

DR. AVALOS.- ¨ Qué características tenía ?

RODOLFO TORRESI.- Y, gritaba siempre, aterraba... llegaba a los gritos a la noche; era el que impartía las ordenes; era el que decía: hay que pegarle a la cabeza... era el que aterraba a todo el mundo ese.

DR. AVALOS.- ¨ Algún represor que tuviera la voz ronca o grave, como afónica ?

RODOLFO TORRESI.- Son 25 años, 24 años, viste... no...

DR. AVALOS.- La señora OCERIN menciona la existencia de seguimientos posteriores a la liberación.

RODOLFO TORRESI.- Sí, el seguimiento este en Rivera... el allanamiento este en el campo...

DR. AVALOS.- ¨ Cuándo el testigo menciona al tren, que era cercano a su lugar de detención, esta cercanía era muy próxima o era lejana ?... pasaba al lado del lugar de detención ?

RODOLFO TORRESI.- No, no, no... yo calculo, serían cien, doscientos metros, una cosa así... por ahí debe ser... no, muy cercano no.

DR. AVALOS.- Y si puede mencionar a otros compañeros desaparecidos o secuestrados.

RODOLFO TORRESI.- Desaparecidos que yo tenga... yo después me fui de acá, perdí todo vínculo, no... sí, compañeros muertos sí. Yo no se si habrá algún desaparecido más que se yo... LANDEWISKY, era compañero nuestro de veterinaria, eh... MONJE, que también era compañero de veterinaria... bueno, no recuerdo m s... MARMORIA también, que era un compañero nuestro de veterinaria.

DR. AVALOS.- Y si el testigo puede deletrear el nombre de STANTIEN.

RODOLFO TORRESI.- S-T-A... STANTIEN (deletreado).

DR. AVALOS.- Gracias.

RODOLFO TORRESI.- No, no tiene porque.

DR. DURAN.- Doctora GONZALEZ VIVERO.

DR. GONZALEZ VIVERO.- Sí. Le voy a hacer alguna pregunta m s de este último lugar donde usted estuvo, Arana. A lo mejor usted me puede precisar desde la celda en la que usted estaba, cuando lo llevaban al baño, cuántos pasos caminaba o para que lado se dirigía, si era próximo, si era lejano.. ?

RODOLFO TORRESI.- Bueno, yo salía de la celda, doblaba hacía la derecha en el pasillo, seguía por el pasillo, creo que había un calabozo al lado justo de la habitación nuestra y sobre mano derecha, ni bien pasábamos el calabozo ese muy chiquito, había un baño.

DRA. GONZALEZ VIVERO.- Era un baño que tenía letrina o inodoro?

RODOLFO TORRESI.- No, tenía creo que inodoro, yo no me acuerdo... lo que me acuerdo sí, lo que menos miraba era la letrina, era la ventana, la salida...

DRA. GONZALEZ VIVERO.- Recuerda si tenía una bañadera ?

RODOLFO TORRESI.- No, no tenía bañadera, no.

DRA. GONZALEZ VIVERO.- No tenía. En ese camino que iba, que usted indica como sala de tortura, estaría a la izquierda ?

RODOLFO TORRESI.- Sí.

DRA. GONZALEZ VIVERO.- Lo que usted indicó...

RODOLFO TORRESI.- Claro, a la izquierda era la sala de... que yo no fui torturado ahí, fui golpeado nada m s, eh.

DRA. GONZLEZ VIVERO.- Es decir, como enfrente del baño.

RODOLFO TORRESI.- Exactamente, como enfrente del baño. Exactamente.

DRA. GONZALEZ VIVERO.- Bien. Bueno, NORA ONGARO, testimonió acá y manifestó que usted había estado en la misma celda con usted y con BERNARDO CANE. Ella se refiere también a otro estudiante de veterinaria que estaba en la celda, que no recuerda el nombre; yo quería saber si a lo mejor usted lo recordaba.

RODOLFO TORRESI.- No, no, yo que recuerdo que estaba muy próximo, era MARIO SALERNO, que era de Arquitectura, BERNARDO CANO y NORA ONGARO. Pero yo otro compañero no recuerdo... o había otras personas, pero yo las...

DRA. GONZALEZ VIVERO.- ¨ Usted recuerda haber visto o saber que había estado, ahí en ARANA siempre, no, un muchacho que tenía las muñecas fracturadas, que era karateca ?

RODOLFO TORRESI.- No, no, para nada.

DRA. GONZALEZ VIVERO.- ¨ Mujeres tampoco tiene presente ninguna ?

RODOLFO TORRESI.- No, no... había mujeres sí, en la celda esa chiquita que digo yo... ah, ya yo me acuerdo que una de estas mujeres hablaba con uno de los carceleros, que le decían El Francés...

DRA. GONZALEZ VIVERO.- Al carcelero ?

RODOLFO TORRESI.- El carcelero, sí, El Francés... y esta chica hablaba en francés, yo no s‚ si era estudiante o creo que trabajaba también y tenía un trato, no diría familiar en esas circunstancias, pero un trato más amable con ella y le decía Francés a él.DRA. GONZALEZ VIVERO.- ¨ Le decía Francés?RODOLFO TORRESI.- Al carcelero, exactamente.DRA. GONZALEZ VIVERO.- Al carcelero.RODOLFO TORRESI.- Al carcelero.DRA. GONZALEZ VIVERO.- ¨ Este carcelero, tenía alguna particularidad en su voz ?

RODOLFO TORRESI.- No, yo no recuerdo la particularidad en la voz...

DRA. GONZALEZ VIVERO.- Est bien. Usted refirió que, en el primero lugar donde había estado detenido o secuestrado, había escuchado que se ensañaban con un Peruano.

RODOLFO TORRESI.- Sí, exactamente.

DRA. GONZALEZ VIVERO.- Yo le preguntaría, a ver si por casualidad escuchó el sobrenombre WILLY.

RODOLFO TORRESI.- No, no, no dijeron ningún tipo de nombre, menos en ese lugar, ahí imposible hablar.

DRA. GONZALEZ VIVERO.- Y en ARANA usted no recuerda a un señor MOTOSO, estudiante de medicina ?

RODOLFO TORRESI.- No, no.

DRA. GONZALEZ VIVERO.- Bueno, nada m s. Nada m s, gracias.

RODOLFO TORRESI.- No tiene por que.

DR. DURAN.- Doctor REBOREDO.

DR. REBOREDO.- Señor TORRESI, recuerda usted el nombre de los vecinos que pudieron haber oído o visto el procedimiento en la calle 8, 68 y 69 ?

RODOLFO TORRESI.- No, no.

DR. REBOREDO.- Usted no puede individualizar una señora que le decían NENUCA ?

RODOLFO TORRESI.- Ah, enfrente sí, tiene razón, sí.

DR. REBOREDO.- El apellido no lo conoce ?

RODOLFO TORRESI.- No s‚ si vivir la señora esa.... era una señora mayor ya.

DR. REBOREDO.- ¨ El apellido o sobrenombre ?

RODOLFO TORRESI.- No, no, no. Vivía en el mismo edificio que nosotros, era un compañero de veterinaria que se fue a Entre Ríos, que bueno, que supo del procedimiento en el mismo edificio, no, GUSTAVO MONTES DE OCA.

DR. REBOREDO.- ¨ Y compañeros suyos que hubieren desaparecido ?

RODOLFO TORRESI.- Que hubieran desaparecido... yo ya les dije, eh... lo que pasa que yo me fui de acá de La Plata y nunca más tuve contacto con La Plata; este es mi primer contacto.

DR. REBOREDO.- ¨ Y algunos que hubieran sido liberados ?

RODOLFO TORRESI.- Por eso le dijo, LUIS ALEJANDRO STANTIEN...

DR. REBOREDO.- LUIS ALEJANDRO STANTIEN, puede ser una persona que sigue teniendo trato con usted ?RODOLFO TORRESI.- Exactamente, que vive en MAR DEL PLATA.

DR. REBOREDO.- Sí, porque la señora que declaró, habló de un ALEJANDRO, pero que no podía...

RODOLFO TORRESI.- Sí, exactamente.

DR. REBOREDO.- Dar m s datos de un apellido.

RODOLFO TORRESI.- Exacto, sí, es un amigo mío de Mar del Plata.

DR. REBOREDO.- Entonces es LUIS ALEJANDRO STANTIEN.

RODOLFO TORRESI.- LUIS ALEJANDRO STANTIEN, sí.

DR. REBOREDO.- ¨ Una familia, PIAZANTINI, usted conoce, que haya sido vecinos de ustedes en 8 ?

RODOLFO TORRESI.- Bueno, yo viví en esa casa...sí, había un vecino sí, PIAZANTINI, sí, exactamente.

DR. REBOREDO.- Bueno, muy bien. Gracias.

RODOLFO TORRESI.- No, PIAZANTINI no, PIERINI, PIERINI... eran los vecinos de la casa exactamente.

DR. REBOREDO.- Bueno, muy bien. Gracias.

RODOLFO TORRESI.- No, no tiene por que.

DR. DURAN.- Señor Defensor Oficial ? no va a hacer preguntas. Bueno, vamos a dar por finalizada la audiencia, se va a dar lectura al acta...