Informe Final Chaco

Comisión de ddhh de la Cámara de Diputados de la provincia del Chaco

 

6. Caso Margarita Belén (continuación)

 

6.3. Evaluación y Conclusión:

El 13 de diciembre de 1976, la ciudadanía del Chaco escuchaba por los medios de comunicación social, una parte de la Séptima Brigada de Infantería con asiento en la ciudad de Corrientes que rezaba: "...siendo aproximadamente las 4,45 horas del día 13 de diciembre una columna que transportaba detenidos subversivos hacia Formosa fue atacada por una banda armada en la ruta Nacional N° 11, próximo a la localidad chaqueña de Margarita Belén. Tres delincuentes subversivos (continúa el comunicado) fueron abatidos en el enfrentamiento producido, logrando escapar los restantes aprovechando la confusión y la oscuridad. Dos integrantes de la custodia resultaron heridos. Fuerzas combinadas de Ejército, Gendarmería Nacional y Policía Provincial, operan intensamente en la zona para lograr la detención de los prófugos.

Se solicita a la población -agrega- colabore con las fuerzas del orden proporcionándole cualquier información que facilite la localización de los delincuentes subversivos..." (Extracto de lo publicado por el Diario "La Nación" de la Capital Federal).

Con este escueto comunicado, llegaba a conocimiento de todo el país un supuesto enfrentamiento entre efectivos de las Fuerzas de Seguridad y de Ejército con subversivos y que, con el correr de los años se conocería en nuestro país y el exterior como la "masacre de Margarita Belén o Matanza de Margarita Belén".

Ahora bien, a los fines de dilucidar la verdad de cómo acontecieron los hechos, esta Comisión cree oportuno deslindar dos cuestiones fundamentales: 1°) Los hechos anteriores al traslado de los detenidos a la U.10 de Formosa y 2°) El hecho en sí del supuesto enfrentamiento que da cuenta el parte oficial.

Decimos esto, porque de acuerdo a las denuncias obrantes en esta causa, los detenidos antes de ser trasladados fueron salvajemente torturados en la Alcaidía Policial y por otro lado, se supone que se incluyeron en el traslado a personas que también presentaban la s mismas condiciones y que la s había traído de centros clandestinos de detención. Es decir que el número de muertos de este hecho habría sido mucho más elevado del que da cuenta el parte oficial.




6.3.1. El traslado y los apremios en la Alcaidía de la Policía del Chaco


Según la denuncia agregada a estos actuados se manifiesta que: "...el 12 de diciembre de 1976 se produce el traslado desde la Unidad (se refiere a la U.7) hacia la Alcaidía, de presos pertenecientes a los pabellones 1,2,3 y 4 sin haber podidos ser identificados todos ellos, pero entre los que destacamos:


Pabellón 1: PARODI OCAMPO, Manuel y SALAS, Rubén. 
Pabellón 2: TIERNO, Patricio Blas y BARCO, José Luis. 
Pabellón 3: FRANCEN, Omar. 
Pabellón 4: "Carau" o "Gitano" Duarte y "Saembá".


En el traslado de todos los presos interviene personalmente un oficial de apellido CASCO, de Institutos Penales en servicio de la Unidad 7.

Presuntamente los trasladados el 12 de diciembre de 1976, desde la U. 7, son concentrados con otros presos políticos en la Alcaidía Provincial, donde son objetos de graves torturas que se prolongan hasta las primeras horas del día 13. Las torturas se desarrollaron en el comedor del establecimiento y fueron verificadas por otros presos que estaban internados en el mismo, pudieron ver como paulatinamente eran reintegrados a sus celdas y muy golpeados..." "...Unos días antes habían trasladado también a la Alcaidía a otros presos políticos que fueron internados en celdas individuales pero, con los que los demás internos podían tomar esporádicos contactos en el baño del penal. Algunos habían sido detenidos en la provincia de Misiones, como Carlos Zamudio y Fernando Piérola.

Desde Misiones fueron traídos a la Brigada de Investigaciones de Resistencia para posteriormente ser llevados a la Alcaidía. 
En la noche del 12 de diciembre, comienzan a llamar de a uno a algunos presos ordenándoles que prepararán sus cosas para un futuro traslado; posteriormente son nuevamente llamados, en forma individual, para ser torturados en el comedor de la Alcaidía. Los demás presos escuchaban los gritos de los torturados, a quienes veían pocos después pasar de vuelta a sus celdas, con evidentes muestras de sufrimiento. Ese procedimiento se desarrolla aproximadamente entre las 21,00 del día 12 de diciembre y hasta la madrugada del 13 de diciembre de 1976. Fue posible escuchar que un preso se identificó "PARODI OCAMPO", que si bien anteriormente estuvo internado en la Alcaidía, posteriormente fue trasladado a la U.7, de suerte que varios de los presos políticos lo conocían. La guardia de esa noche en la Alcaidía estaba a cargo de un oficial de apellido AYALA; y algunos de los agentes que lo acompañaban, los que presuntamente intervinieron en las torturas son: MONZON, ESQUIVEL, ROLDAN, suboficial RAMOS, FLORES, INCHAUSTEGUY, VITTORELLO...". 


Respecto a este hecho, la Comisión ha recibido los siguientes testimonios: 

LUQUE, Ramón Eduardo: "...El 12 de diciembre de 1976, se produce algo inusual en materia de traslado, y que nos llamó poderosamente la atención, puesto que desde una cárcel de máxima seguridad como es la U7, son llevados compañeros a la Alcaidía, donde eran alojados únicamente procesados . La visita a los presos comunes es cortada bruscamente y, con un gran despliegue, son introducidos a los calabozos que se encuentran en la planta alta de la Alcaidía, los jóvenes traídos, algunos de los cuales pudimos reconocer, puesto que habían compartido con nosotros el pabellón, entre ellos, estaba TIERNO, PARODI OCAMPO, FRANCEN, y algunos otros. Por la noche, después de la cena, y posterior al llamado a silencio, son trasladados, desde los calabozos los compañeros, también del pabellón, son sacados algunos compañeros como: ZAMUDIO, PIEROLA, YEDRO, DIAZ, hacia el comedor donde ya lo estaban esperando el cuerpo de torturadores e inmediatamente comienzan a ser golpeados, siendo audible claramente, los golpes sordos, lamentos, quejidos, gritos desgarradores, órdenes y contraórdenes de los jefes. El caso más cruel ocurrió con el compañero SALAS, que imposibilitado de trasladarse por sus propios medios era llevado por el agente ALVAREZ, arrastrado de los cabellos, hacia el baño, que se encuentra frente a la celda "A" y "B", y cuyos habitantes de esa época, pueden aportar mayores datos. Ellos son entre otros: Hugo BARUA, VASSELL, Santiago ALMADA, ROSSI, CEJAS, etc. Fue llevado al baño para reanimarlo, en la canilla, para luego conducirlo nuevamente al comedor, para seguir siendo torturado. La tortura duró aproximadamente 5 horas, luego se procede a retirarlos, oyéndose el encendido de motores tipo diesel, característicos del Ejército..." "...Los presos comunes, escucharon claramente los quejidos y gritos desgarradores que provenían del comedor. Algunos presos comunes, que estuvieron en esa época, pueden aportar datos..." 

CAMPOS, Jorge Eduardo: "...A las 15,00 horas se hace presente un celador, yo en ese momento estaba en el pabellón 3, lo nombra a CUEVAS para que se prepare, que iba a ser trasladado, eso fue el domingo 12 de diciembre de 1976. Dado el clima que ya se vivía, desde un primer momento se pensaba, que ese traslado no iba a tener final, con feliz llegada. Pensamos concretamente que iban a matarlo. Luego por radio, al otro día, escuchamos la noticia oficial de que hubo un intento de rescate del convoy, que los trasladaba a Formosa...". 

AGUIRRE, Carlos Erasmo: "...Esa noche, ingresa a la guardia del oficial AYALA. Alrededor de las 2,00 horas se comienzan a sentir movimientos en el comedor, y son retirados del pabellón los detenidos Fernando PIEROLA, Bocha PEREYRA, YEDRO, Luis DIAZ, que habían ingresado unas horas antes. Posteriormente, son reingresados al pabellón, los detenidos PEREYRA y YEDRO, y comienzan a sentirse ruidos de golpes, también pude ver, como el agente ALVAREZ, arrastraba de los cabellos a uno de los detenidos, que no puede precisar quien era. Quienes cuentan más detalles, de estos acontecimientos son los detenidos: Roberto CEJAS, Hugo BARUA, José Luis VALENZUELA, Adolfo GALO, Santiago ALMADA, Ricardo VASSELL. Toda esta situación duró hasta las primeras horas de la madrugada del 13 de diciembre de 1976. Los agentes que participaron, fueron los que nombré antes, que integraban la guardia del oficial AYALA, con la excepción mencionada anteriormente..." Este testigo al responder a una pregunta anterior, dio los nombres que a continuación se detallan como que participaron en los apremios ilegales cometidos la noche del 12 de diciembre de 1976 y la madrugada del 13, a saber: "...MONZON, ROLDAN, GALARZA, ALVAREZ, VITTORELLO, FLORES, ESQUIVEL y el sargento ayudante RAMOS. Respecto a este último, era conocida su repulsión a los malos tratos a los detenidos; los mismos llaveros comentaban que, el día 12 de diciembre de 1976, durante esta guardia, se llevan a cabo los apremios ilegales contra los detenidos, posteriormente muertos en Margarita Belén, el sargento ayudante RAMOS, se retiró del edificio de la Alcaidía Policial...". 

DEDIEU, Hugo Alberto: "...El 12 de diciembre de 1976 en horas de la tarde, informan a un detenido del pabellón 3, MARIO CUEVAS, que va a ser trasladado. Lo que llamo la atención era el día del traslado, ya que era un domingo a la tarde. CUEVAS se niega a salir del pabellón, situación que observó también el pabellón 4. Viene el oficial CASCO, y le dice a CUEVAS: o sale por las buenas o entran a sacarlo por las malas..." "...Cuando el compañero CUEVAS se decide salir, lo despedimos cantando la marcha de los muchachos peronistas..." "...Un oficial del Servicio Penitenciario Nacional, le dice a SALAS, (un compañero que fue muerto en Margarita Belén) que afuera estaba el Ejército, lo hacen subir por una ventana y SALAS puede observar. El oficial le dice que si se negaba a salir el Ejército ingresaría...". 

QUINTANA, Gregorio Magno: "...El 12 de diciembre de 1976 habían terminado de almorzar en el penal de la U.7..." Relata el hecho similar que da cuenta la declaración anterior. 

ZARATE, Antonio Eduardo: "...A la tarde en vehículos del Ejército traen a detenidos. Algunos son llevados a los calabozos, y otros van al pabellón. Alcanzó a identificar a Luis Alberto DIAZ, entre los que trajeron de otro lugar. Fernando PIEROLA es retirado de la celda a media noche y lo llevan al comedor junto a los otros compañeros que lo sacan del pabellón. Luego comenzamos a escuchar golpes y los gritos que venían desde el comedor. Esto duró un rato largo, no pudiendo precisar cuanto tiempo...". 

UFERER, Ricardo Antonio: "...Siendo aproximadamente las 21,00 hs. el oficial AYALA manifiesta que los detenidos que el iba a nombrar debían preparar sus cosas porque serían trasladados. Hace mención entonces, supongo que tenía un listado, de los siguientes nombres: Fernando PRIEROLA, Carlos ZAMUDIO, YEDRO, DIAZ, y luego transcurrido un lapso comienza a llamar de a uno y son conducidos hacia la zona del comedor. Producido este hecho, el declarante y otros detenidos que nos encontrábamos en la celda N° 1, comenzamos a escuchar los gritos y golpes, ruidos, corridas, que provenían del sector hacia donde fueron conducidos los compañeros. Evidentemente por las voces identificamos a ellos como las víctimas de los apremios y torturas de que estaban siendo objetos. Recuerdo, por ejemplo, que a Carlos ZAMUDIO, luego de golpearlo durante un tiempo lo hacen ir nuevamente a su celda y al pasar frente a donde yo me encontraba observé que caminaba con suma dificultad y tomándose de la zona del tórax y del estómago. Por otra parte, por las voces corridas y gritos, nos dábamos cuenta que no solo estaban torturando a los detenidos que ya nombrara y que estaban alojados en la Alcaidía, sino que había otra gente. Recuerdo, por ejemplo, lo siguiente: escucho la voz de un sujeto que ordena a una persona que se coloque contra una pared, e inmediatamente lo interroga por su nombre y siento que la persona aludida se identifica como PARODI OCAMPO, esto me desconcertó ya que tenía entendido que este compañero se encontraba alojado en el penal de la U.7...". 

ALMADA, Santiago: "...En horas de la noche, ingresan al pabellón de planta baja, los oficiales, Oscar Ayala y Juan Rodriguez Valiente, los agentes Maidana, Esquivel, Roldan, Alvarez, Vittorello, y por orden del oficial Ayala, son sacados de sus celdas los detenidos Luis DIAZ, Fernando PIEROLA, YEDRO, y otros que no recuerda y son conducidos al comedor, donde comienzan a golpearlos, desde aproximadamente las 23,00 hs. y hasta las 03,00 hs. de la madrugada. En determinado momento el agente Maidana lleva al detenido DIAZ al baño y lo somete al chorro de agua de la canilla, luego de pasearlo por delante de las dos primeras celdas del pabellón de planta baja. También se escuchaba la voz del detenido YEDRO que solicitaba que no lo golpearan más y gritos de los otros detenidos que estaban siendo golpeados en el comedor. También se escuchaba los golpes que aplicaban los policías con bastones de gomas y cada tanto entraban al pabellón los oficiales actuantes y los agentes MAIDANA, VITTORELLO y ALVAREZ a controlar de que nadie tratara de ver desde su celda lo que ocurría en el comedor, y siendo aproximadamente las 03,00 horas de la madrugada, el oficial AYALA da la orden de que se emprenda la marcha hacia la guardia, cosa que también lo hicieron en medio de los golpes y castigo. El llavero de turno de la planta baja era el agente MAIDANA...". 


Testimonios similares se recibieron de los señores Carlos CENIQUEL, José Luis VALENZUELA, Hugo Ramón BARUA, y Raúl Osvaldo UFERER.

Recibidos del personal policial, que integraban la guardia del oficial Oscar Octavio AYALA, a saber: los señores Jorge Omar ESQUIVEL, Omar Eduardo MONZON, Miguel Angel VITTORELLO, Oscar Alberto GALARZA, niegan terminantemente que se hayan cometidos apremios ilegales a los detenidos que fueron trasladados hacia la U.10 de Formosa en la madrugada del día 13 de diciembre de 1976; incluso, el agente Omar Edaurdo MONZON manifestó que estuvo con licencia por enfermedad desde el 11 y hasta el 21 de diciembre de 1976.

No obstante, la categórica negativa respecto de los apremios ilegales salvo MONZON, los otros reconocen que, efectivamente, estuvieron de guardia ese día, a cargo del oficial AYALA; que colaboraron con el traslado de los detenidos hasta que fueron sacados de la Alcaidía por el personal del Ejército. Sin embargo, existen significativas contradicciones en sus testimonios y en el vertido por su superior, el oficial Oscar Octavio AYALA.

En efecto, el señor Oscar Antonio AYALA, declaró ante la Comisión lo siguiente: "... Que habían ingresado detenidos procedentes de la U.7 Resistencia, que junto con otros alojados en dependencias de la Alcaidía policial serían trasladados a la Unidad Penitenciaria 10...". "... Se utilizó el comedor de detenidos para que hicieran el trabajo el personal de Criminalística, es decir tomas fotográficas, aprovechando la capacidad del salón y, por sobre todas las cosas, la iluminación...". "... Se comenzó el trabajo y ante el horario de la cena de los detenidos en general, se debió suspender el trabajo reiniciándose el mismo al cabo de la hora y media o dos horas aproximadamente. El trabajo se concluyó no más allá de las 24 horas en que los últimos detenidos fueron reintegrados a sus celdas. El personal de Criminalística se retiró y el oficial RODRIGUEZ VALIENTE, a cargo de la oficina de Mayoría y el declarante a cargo de la guardia, procedieron a terminar de confeccionar las comunicaciones que iban dirigidas a la U.10 de Formosa..." "...A la madrugada, serían aproximadamente la 02,00 o 02,30 horas, se hace presente en la Alcaidía una comisión del Ejército a cargo del mayor RENE o RENES a quien se le hizo entrega de los detenidos, la documentación, las comunicaciones y los efectos de valor para ser trasladados hacia la ciudad de Formosa. Recuerda que en es ocasión el mayor RENE se encontraba acompañado por el teniente PATETA. Se retiraron llevando a los detenidos a las 03,00 horas...". De los testimonios recibidos de los agentes de policía que componían la guardia del oficial Ayala, surgen contradicciones respecto así los detenidos fueron o no llevados al comedor a fin de realizar las tareas inherentes a la identificación y documentación para el traslado.

La Comisión citó en consecuencia a personal perteneciente a la División Criminalística, con el objeto de corroborar de lo dicho por el oficial de guardia de la Alcaidía la noche de los sucesos. Preguntando el Subcomisario Francisco Alberto Camacho, Jefe de la División Criminalística, acerca de estas circunstancias manifestó "...que desconoce...". De todas maneras, de la declaración del citado oficial como demás integrantes de la División Criminalística que no se efectuaron las tareas indicadas por el oficial Ayala. Que además de la investigaciones surgen con evidencias que los reconocimientos e identificaciones de personas se efectúan al ingresar el detenido, y no cuando se va a efectuar un traslado. 

Que, en virtud de lo expuesto, esta Comisión considera que resultan poco verosímiles las explicaciones del oficial Ayala sobre los motivos que originaron la necesidad de conducir a los detenidos que iban a ser trasladados hacia el comedor de la Alcaidía y que ante su expreso reconocimiento de que efectivamente, fueron llevados a ese lugar y los testimonios de ex -detenidos se podría construir de que efectivamente los presos al ser trasladados fueron objetos de apremios ilegales en lugar mencionado. 




6.3.2. El supuesto enfrentamiento de Margarita Belén y la muerte de los detenidos


La denuncia agregada a estos autos expresa: "...En la madrugada del 13 se hace presente en la Alcaidía una Comisión Militar, presuntamente comandada por un Mayor Ahtos Renés, quien acredita orden de traslado de un determinado número de presos, lo que son entregados con expreso asiento en los libros y constancias escritas de las orden de traslado y entrega. El inspector Mayor Nuñez Jefe de la Alcaidía, interviene en la entrega de los presos. 

Un par de días antes del hecho, autoridades militares entre las que se han identificados al general Facundo Serrano, Coronel Zucconi y Teniente Coronel Alcides Larrateguy, sobrevuelan en un helicóptero de la provincia, la zona donde se producirá la ejecución. En los planes de vuelo de Casa de Gobierno de Chaco y Aeropuerto de Resistencia se puede verificar la trayectoria, e identificar al piloto que condujo la máquina. 

En horas de la mañana del 13 el entonces Intendente de Resistencia, Capitán Schenoni ordena a la autoridad del Cementerio Municipal la apertura de un número considerable de tumbas ( de uno y veinte dicen las informaciones recibidas), y en horas de la tarde de ese mismo día se hacen presentes en el cementerio tropas de Ejército y Policía, que luego de desocupar las dependencias proceden a sepultar diez (10) cadáveres. 

Todos los certificados de defunción suscriptos por el médico de policía doctor Héctor O. Grillo, y ubicados en la sección "G". Fueron identificados los cuerpos de PARODI OCAMPO, Manuel; TIERNO, Patricio Blas; DIAZ, Luis Alberto; DUARTE, Carlos Alberto. 

El personal municipal que prestó servicio en la jornada podrá aportar elementos de juicio complementarios sobe el tema, destacándose que posteriormente los restos fueron tirados en el osario común, desconociéndose el funcionario que dio la orden, pero mucho tiempo antes de vencer el plazo que determinan las Ordenanzas Municipales vigentes...". 

Que, en cuanto a la determinación precisa de los detenidos que se encontraban en la Alcaidía y fueron trasladados hacia Formosa, se puede afirmar en primer término, que los mismos fueron LUIS ANGEL BARCO, MARIO CUEVAS, LUIS ARTURO FRANSEN, MANUEL PARODI OCAMPO, NESTOR SALA, PATRICIO BLAS TIERNO, CARLOS ALBERTO DUARTE, JULIO ANDRES PEREIRA y FERNANDO GABRIEL PIEROLA. Esto surge del informe oficial remitido a esta Cámara de Diputados por el Señor Jefe de Policía doctor Manuel W. Aguirre. 

Que, el retiro de los detenidos se efectivizó por el Teniente de Ejército Luis A. PATETA, dependiente del G.A.7, por orden superior y en horas de la madrugada. Entrega que hizo efectiva en dependencia de la Unidad Especial Alcaidía U.R.1, por parte del fallecido Comisario Mayor don Ramón Francisco Núñez, por aquel entonces Jefe de la citada unidad. 

Que, a tenor del informe policial antes mencionado se especifica que los Peritos policiales Dr. Héctor Orlando Grillo, y doctor Francisco Saenz, a petición del G.A.7, como miembro del cuerpo profesional-Escalafón Sanidad de la Policía de la Provincia en dependencias de los cuarteles de La Liguria, examinaron los siguientes cadáveres: Patricio Blas TIERNO (a) "pato", soltero, nacido en La Plata - Provincia de Buenos Aires, el 07 de noviembre de 1952, argentino, estudiante de derecho, hijo de Raúl Tierno e Irma Aidés Franco; Carlos Alberto DUARTE, casado, nacido en Fuerte Esperanza - Misiones, el 14 de noviembre de 1952, argentino, estudiante y empleado, hijo de Secundino Duarte y Cándida Ruíz Díaz, Luis Arturo FRANZEN, (a) "colorado", nacido en la Ciudad de Posadas - Misiones, soltero, el 10 de enero de 1952, argentino, empleado (Encotel) Posadas, hijo de Luis Franzen y Felisa Bogado; Manuel PARODI OCAMPO: (a) "Fernando", casado nacido en San Pedro del Paraná -República del Paraguay- naturalizado argentino, empleado manufacturera algodonera, hijo de Manuel Parodi y Francisca Pabla Ocampo de; Luis Alberto DIAZ (a) "Mincho", casado, nacido en la ciudad de Mercedes, Provincia de Corrientes, el 15 de enero de 1951, argentino estudiante y empleado, hijo de Gregorio Manfredo Díaz y María Luisa Antonio Acuña; Mario CUEVAS (a) "Indio" o "Lito", casado, nacido en la ciudad de Reconquista, Provincia de Santa Fe, argentino, Técnico Mecánico, hijo de Tomás Cuevas y Jovita Gamarra; Luis Angel BARCO: soltero, nacido en Presidencia Roque Sáenz Peña, Chaco, el 15 de septiembre de 1951, argentino, empleado, estudiante, hijo de Tomás Barco y Ana Dora Guevara; y Néstor Carlos SALA: casado, nacido el 12 de noviembre de 1943, argentino, dibujante proyectista, hijo de Bartolomé S. Sala y de Ana María Fabre, además dos (2) N/N los que se hallaban a disposición del Area Militar 233 con asiento en nuestra ciudad..." 

Que, de acuerdo este informe oficial los muertos en Margarita Belén habrían sido los nombrados solamente, y los dos cadáveres N/N que no han podido ser identificados por esta Comisión. No obstante ello resulta sugestiva la declaración testimonial del señor Eusebio Rodolfo GOMEZ, que prestaba servicio en el año 1976 en el Cuerpo de Sanidad Policial, que manifiesta: "...que sí que, vio esos cadáveres en el Regimiento con asiento en La Liguria. Que efectivamente presentaban heridas de balas, no pudiendo decir el declarante si presentaban marcas o signos de haber sido golpeados, ya que el doctor Francisco Sáenz en su calidad de Jefe de Sanidad Policial debió efectuar los estudios correspondientes. Que estima eran cuatro o cinco cadáveres entre los que se encontraba el de una mujer..." 

Que, además del hecho apuntado en el párrafo anterior, donde un testigo de las Fuerzas de Seguridad afirma la existencia de un cadáver del sexo femenino -nunca fue reconocido oficialmente la muerte de una persona de ese sexo en supuesto enfrentamiento- son evidentes las contradicciones en que han incurrido los responsables del G.A.7 en la difusión de como se desarrollaron los acontecimientos y los muertos en el hecho. 

Así, con fecha 30 de diciembre de 1976 por nota 4050/12, el coronel Miguel Aurelio Baguear, comunica a Rosa Ponce de Zamudio, que su hijo Carlos Alberto Zamudio integraba el personal transportado a Formosa, cuando la columna fue atacada "...habiendo perdido la vida en el enfrentamiento...". El cadáver del mismo se encuentra a disposición de la Jefatura del Area 232- Misiones..." agregando así mismo que "...se produjeron bajas en los mismos bandos y algunos detenidos lograron fugar..." posteriormente en fecha 24 de enero 1976 i[i], por nota 00390/13 del mismo Coronel Baguear, se informa a Rosa Ponce de Zamudio que había sido un error que su hijo no estaba muerto en el hecho de Margarita Belén sino que había fugado en el mismo, pero para caer muerto en un presunto enfrentamiento en Campo Grande - Misiones, el 16 de diciembre de ese mismo año. El cuerpo fue entregado en féretro cerrado, y sepultado en el cementerio de Resistencia. Pero cabe destacar que la partida de defunción extendida en la Ciudad de Posadas - Misiones, da como causa de deceso a "Politraumatismo", determinados por el médico Guillermo R. Mendoza. 

Que, en las distintas comunicaciones que se realizaron a los familiares de los detenidos que fallecieron en el hecho, se menciona reiteradamente "...se produjeron bajas en ambos bandos..." Sin embargo no se tiene conocimiento que personal de las Fuerzas de Seguridad resultara herido por el "enfrentamiento". Por lo pronto es posible afirmar que de parte del personal de la Policía del Chaco no hubo ningún herido. 

Que, a instancias del parte oficial los detenidos que habían fugado en el hecho investigado son: Fernando Gabriel Piérola, comunicación efectuada a Héctor Gabriel Piérola el 30 de diciembre de 1976 y cuatro (4) detenidos más entre los que se encontraría Roberto Horacio Yedro, Julio Andrés Pereyra, Reinaldo Amalio Zapata y Carlos Alberto Zamudio; respecto a este último ya hemos dicho las profundas contradicciones existentes sobre su deceso. 

Que, salvo el caso de ZAMUDIO, Alberto Carlos, el que fue entregado a sus familiares del resto de los detenidos nunca se tuvo noticias, estando según las autoridades militares en calidad de prófugos. 

Que, lo expresado en el párrafo anterior sin embargo no se compadece con un autorización expedida por Jefe del Grupo de Artillería 7, Miguel Aurelio Baguear, a favor de la señora María Julia Catalina Morresi de Piérola, para ausentarse de la Provincia del Chaco hacia la ciudad de Paraná (Entre Ríos) y donde se consigna su nombre como MARIA CATALINA MORRESI VDA DE PIEROLA. Es decir que en esta nota de fecha 24-01-78 se da por fallecido al señor Fernando Gabriel PIEROLA. 

Que, ante publicaciones periodísticas aparecidas en el diario "Norte" de esta ciudad, donde el Dr. Jorge Antonio GAIT, manifiesta en el punto 5° del mencionado artículo poseer en su poder documentación rubricada por el Sr. Eduardo P. Ruiz Villasuso donde se dan detalles de la "Masacre de Margarita Belén" (recorte periodístico adjunto a la presente). La Comisión citó al mencionado profesional por carta documento de fecha 14/05/85, para que prestase declaración testimonial el día 15 de mayo del cte. A las 8 hs. 

Que, el día de la audiencia el Dr. GAIT efectuó una presentación ante la Comisión por escrito, donde peticiona una prórroga de audiencia y donde manifiesta que no podía hacer entrega de la documentación en su poder por existir requerimientos en igual sentido del Juzgado Federal de Resistencia. El Juez de Instrucción Militar de la VII Brigada con asiento en Corrientes, y que todavía no estaba relevado del secreto profesional, al ser hasta esa fecha defensor del Sr. Ruiz Villasuso. 

Que, el día 29 de mayo del corriente año siendo las 8,30 hs. se hizo comparecer a la Comisión al Dr. Jorge A. GAIT, haciendo entrega en ese acto de una declaración escrita a máquina en formulario de carta documento, dirigida al señor Presidente de la Nación Dr. Raúl Alfonsín, cuyo remitente es el Sr. Eduardo Pío Ruiz Villasuso, con domicilio en Agüero 1501 4° Piso. Dpto "A" de la Capital Federal, en (14) fojas, con una firma ininteligible al pie de cada una de ellas, que según manifestaciones del Dr. GAIT, pertenecen de puño y letra a Eduardo Pío Ruiz Villasuso. Asimismo hizo entrega de (2) dos hojas manuscritas, -a las que también atribuye a RUIZ VILLASUSO- donde también se refiere a los hechos d Margarita Belén. 

Que, es importante destacar que la documentación referida no fue remitida a su destinatario (Sr. Presidente de la Nación) y la misma no está fechada. Y que en declaraciones periodísticas que habría efectuado Eduardo Pío Ruiz Villasuso el día 10-5-85 al Diario Norte, de esta capital, el mismo desmiente la veracidad de las mismas atribuyendo su origen a una supuesta falsificación que habría realizado el mismo Dr. GAIT. 

Que no obstante los esfuerzos realizados por esta Comisión para localizar al Sr. Eduardo Pío Ruiz Villasuso para obtener su declaración testimonial, en esta Provincia, e incluso en la Capital Federal, los mismos resultaron infructuosos, y que los acontecimientos posteriores y fallecimiento del nombrado, impidieron a esta Comisión contar con su testimonio. 

Que, la relevancia de la documentación atribuida a RUIZ VILLASUSO, en lo referente al caso de Margarita Belén, y pese que en sede judicial habrá que realizar la pericia caligráfica pertinente hacen necesario que se mencione en este informe y que su transcripción resulte ineludible: 


"...2) LA MASACRE DE MARGARITA BELEN: 

a) Noviembre Diciembre de 1976: En cumplimiento de planes estratégicos elaborados por el comando conjunto de operaciones antisubversivas y en base a instrucciones del Ministerio del Interior, se encarga a un oficial de inteligencia, la planificación de un hecho represivo ejemplarizador, a fin de crear un clima de terror en la población civil buscando el efecto de aislamiento de los distintos militantes de organizaciones de delincuentes terroristas. 

b) El comandante de la Séptima Brigada de Infantería con asiento en Corrientes General CRISTINO NICOLAIDES, encarga al jefe de Destacamento de Inteligencia 124, Teniente Coronel HORNOS, la planificación, coordinación, dirección y ejecución del plan de eliminación física de 21 subversivos (4 mujeres-17 varones), alojados en la Unidad Penitenciaria N° 7 Alcaidía Policial U.R.I, Dirección de Investigaciones de Resistencia, Chaco. 

c) Vehículo utilizados: Para la movilización de la columna son utilizados, dos camiones pertenecientes a la compañía de comunicaciones N° 7, un Mercedes Benz 1114, y unimog 416. Los vehículos dentro de los cuales fueron ejecutados los 17 hombres y las 4 mujeres fueron: Un Peugeot 504 blanco Modelo 1972, una camioneta chevrolet, un R 12 modelo 1971, una Ford F. 100, vehículos estos en que supuestamente esperaban a la columna militar los subversivos para atacarla. 

d) Personal Interviniente: Del grupo de Artillería 7: Oficiales ejecutores: Capitán BIANCHI; Capitán RAMPULLA; Teniente 1° PATETA, Teniente 1° MARTIMEZ SEGON; Subteniente SIMONI; Del Destacamento de Inteligencia: Participaron: Los Capitanes: TOSO, CARNERO, BERTOLI, ROMERO, PAVON; y los Auxiliares civiles de Inteligencia: VALUSSI y Edgardo Eugenio VICENTE. Personal Policial Comisario General CARLOS ALCIDES THOMAS; Sargentos GABINO MANADER y CARDOZO. Las personas nombradas actúan directamente en la Ejecución. Además de los nombrados, actuaron en papeles secundarios Suboficiales del Ejército y Civiles cuyos nombres se darán oportunamente. 

e) Detalle de la ejecucion: Día 13-12-1976: Hora 03,30. Los prisioneros son retirados de los lugares donde estaban alojados; son torturados, las mujeres violadas; tres varones fueron castrados y llegaron casi muertos al lugar de la ejecución; luego la columna se pone en movimiento hacia Margarita Belén. Hora 06,30: Sobre un camino lateral próximo a la localidad de Margarita Belén se lleva a cabo la ejecución de 21 subversivos: mujeres: 4; varones: 17. Los que van a ser ejecutados son colocados en distintos vehículos, totalmente maniatados y debilitados por la tortura. Se efectúan disparos con distintas armas para dar la impresión de un enfrentamiento. En el Peugeot 504, en el lugar del volante se lo coloca al subversivo SALAS, inmovilizado, y desde un metro de distancia el Teniente Primero PATETA, lo ejecuta con un disparo de Itaca que le destroza la cabeza a Sala. Luego los presentes de una distancia de 40 metros disparan un total de sesenta tiros de Fal y matan a los otros tres ocupantes del Peugeot. A los demás prisioneros se los ejecuta de manera similar en los distintos vehículos empleados. El pacto era: que todos los presentes debían efectuar disparos sobre los prisioneros para evitar arrepentimientos posteriores. Hora 07,15: THOMAS regresa a Resistencia, siendo las 08,00 hs., vuelve junto con el Teniente Coronel ALCIDES LARRATEGUY, el Jefe de Policía CENIQUEL y los inspectores de la Policía CABALLERO (Investigaciones); GOMEZ (Regional I); traen una camioneta colgada de carne y bebidas para comer un asado criollo con todo el personal interviniente. Hora 09,00: Del 13/12/76: se presentan en el lugar NICOLAIDES y HORNOS. 

f) Personal jerarquico que tenia conocimiento del plan de ejecucion: El Ministro del Interior HARGUINDEGUY; el General NICOLAIDES; el General SERRANO; el Coronel ZUCCONI; el Teniente Coronel LARRATEGUY; el Teniente Coronel HORNOS; CENIQUEL; THOMAS; y con posterioridad el Coronel BAGUEAR que se hizo cargo del G.A.7 - Area 233. 

g) La intervencion del juez federal: El entonces Juez Federal Dr. Luis Angel Córdoba, el Fiscal Dr. Roberto Domingo Mazzoni; el Secretario Flores Leyes, el Prosecretario Domingo Reska, se hicieron presentes en el lugar inmediatamente después de los hechos, para avalar la masacre y darle apariencias de legalidad al procedimiento , puesto que varios de los presos ejecutados estaban a disposición del Juez Federal. Estos tenebrosos personajes del Juzgado Federal, compartieron el asado y se hizo a pocos metros de los cadáveres. Esto nos da una pauta de cuales son las garantías de la Justicia Federal en el Chaco...". "... 

h) Quienes decidieron la ejecucion: La masacre fue decidida por el Consejo del Area 233, compuesto por: NICOLAIDES (Comandante VII Brigada); LARRATEGUY (Jefe Area 233; G.A.7); HORNOS (a cargo del 124); CENIQUEL (Jefe de Policía del Chaco); THOMAS (Jefe de Investigaciones); el Gobernador del Chaco y su Ministro de Gobierno: General Facundo SERRANO y Coronel ZUCCONI, respectivamente. Las directivas generales bajaron del Ministerio del Interior: HARGUINDEGUY; y pasaron a GALTIERI (II Cuerpo del Ejército) y de GALTIERI pasó a NICOLAIDES (VII Brigada) y de NICOLAIDES al Area 233. 

i) Colaboradores civiles en el chaco: Los ya nombrados: Edgardo Vicente VALUSSI; además Miguel Angel BASAIL (h); BERTOTI (alias Boogie el aceitoso); DURMULLER (alias el extrangulador); Juan Carlos DONAIRES (alias Coqui); MOSELI ERUT (alias Turco) y otros más de menor actividad...". 



Que, por otra parte la Comisión recibió la declaración testimonial del señor Raúl Omar PERENO, Comisario Mayor (R) de la Policía, quien preguntado sobre el conocimiento que tenía de los hechos acaecidos el 13/12/76 en proximidades de Margarita Belén, respondió: "...que esa mañana al llegar al edificio de Marcelo T. de Alvear 32, en la guardia de la Dirección de Investigaciones se entera de que había habido un enfrentamiento en las cercanías de Margarita Belén, en el cual una banda de extremistas había querido rescatar detenidos que eran trasladados en un con-boy militar de esta ciudad, al parecer hacía Formosa...", y continúa relatando "..." "...que tomaron por la ruta N° 11 y se dirigieron hacia Margarita Belén , que antes de llegar al riacho Ortega se encontraron con una patrulla militar que se encontraba derivando el tránsito, que al darse a conocer, recibe instrucciones para seguir un poco más adelante y doblar a la izquierda a un costado de la ruta, en donde en un lugar donde existía un algarrobal se encontraban reunidas fuerzas policiales y de Ejército, llegado al mismo se acercó al jefe de Policía CENIQUEL, quien le dijo que se encontraba todo bajo control y prácticamente no era necesaria la presencia del declarante, lo cual le causó extrañeza, y más cuando el declarante ve llegar al lugar de la conversación al Coronel LARRATEGUY, quien luego de cruzar saludos con el declarante y ante el comentario hecho por el mismo, el Coronel aclaró que felizmente todo estaba terminado, y que solamente había uno o dos heridos entre el personal militar. En ese momento pasaba un camión de Ejército cerrado con toldo, y personal militar atrás y manifestó el Coronel LARRATEGUY, allí van los muertos. Luego de lo cual dijo, que estimaba que la presencia del declarante en el lugar de los hechos no era necesaria ante lo cual, el declarante optó por solicitar autorización al Jefe de Policía para retirarse del lugar, cosa que fue concedida. Que vio de lejos a CAYO ALEGRE, que tiempo después fue Jefe de Policía. Que era numerosísimos el personal que estaba en el lugar, encontrándose mucha gente de civil. Que quiere manifestar, que estaban haciendo fuego como para preparar un asado, y que estaban esperando que llegue la carne y el pan, pues según dijeron el personal estaba sin alimentarse..." 

Del examen de las declaraciones la Comisión de Derechos Humanos considera poco creíble, que los hechos acaecidos en las primeras horas del 13 de diciembre de 1976 en las proximidades de Margarita Belén se hayan producido de acuerdo al informe oficial brindado en su oportunidad. 

Para terminar, se puede afirmar, que la masacre de Margarita Belén se inscribe en la historia de nuestra provincia, como uno de sus acontecimientos más lamentables y tristes donde el respeto por la vida y la seguridad personal quedaron vulnerados en su máxima expresión
.

 

 

 

Página Inicial del Sitio