Memorias enfrentadas. El voto a Bussi en Tucumán
por Emilio Ariel Crenzel
 


   

3. Breves consideraciones metodológicas

 

En la búsqueda de una aproximación posible a las metas propuestas en esta investigación, identificar las motivaciones de la adhesión al bussismo, explorar las múltiples dimensiones del perfil ideológico y subjetivo de quienes votan y no votan por Bussi y atender en especial a las similitudes y diferencias presentes en la memoria colectiva del pasado dictatorial en ambos grupos de votantes, se utilizó una estrategia metodológica múltiple y complementaria.

Por una parte, teniendo como meta poder construir generalizaciones, estructuras y regularidades explicativas se llevó a cabo, a través de un cuestionario estructurado resultado de un proceso teórico-metodológico de construcción de preguntas cerradas y abiertas, una encuesta a una muestra por cuotas a habitantes de la provincia de Tucumán en condiciones de votar.

La encuesta, de 222 casos, fue realizada durante las dos semanas previas a las elecciones a gobernador de la provincia, llevadas a cabo el Domingo 2 de Julio de 1995 (35).

El criterio de selección de los casos, partió de establecer cuotas iguales de entrevistados que, ante la elección del 2 de julio de 1995, se manifestaban como votantes a "Fuerza Republicana" partido cuyo candidato a gobernador era el General Bussi y otro grupo de entrevistados que no votaban por Bussi, a modo de grupo de control.

Al interior de ambos grupos, se tomaron en consideración cuotas de entrevistados de proporciones similares en cuanto a sexo, edad y nivel socioeconómico, mientras que dos tercios de los entrevistados fueron seleccionados entre moradores de San Miguel de Tucumán y el tercio restante del interior de la provincia (36).

Es importante subrayar que, por las características de la muestra, este estudio posee un carácter exploratorio. Esto es, no pretende extender las características halladas en los individuos y grupos estudiados al conjunto del universo, la población de la provincia de Tucumán en condiciones de votar. Sin embargo, permite evaluar ciertas tendencias, fluctuaciones, etc., como una aproximación a la construcción de una descripción y explicación del fenómeno en estudio (37).

La realización de la encuesta, implicó la construcción del instrumento y su prueba preliminar en campo, con el que cual se pudo transformar el concepto teórico, la presencia de memorias colectivas enfrentadas en torno al pasado dictatorial expresadas en la adhesión y el rechazo al bussismo en un concepto observable, para su registro y medición. Asimismo, se buscó registrar los valores que para cada grupo social articulado en el bussismo asume cada opinión y las similitudes y/o diferencias, sobre estas mismas, con los no votantes a Bussi (38).

Se parte de la premisa teórica de que al hablar de individuo se hace referencia a un conjunto de relaciones sociales que expresan un momento de lo social, expresando el individuo una parcialidad de la sociedad en movimiento y que, al hablar de sociedad, entendemos por esta a la inclusión creciente y a la correspondencia de relaciones sociales entre los individuos que la componen. Estas articulaciones no poseen un carácter lineal, sino por el contrario, su construcción abarca procesos de una enorme complejidad.

Esta caracterización de la relación entre individuo y sociedad, confronta con las que, desde diversos campos epistemológicos, la estudian parceladamente o en oposición consignando la determinación de uno de los momentos de lo social sobre el otro.

Al respecto, señala Elías": ... entre las peculiaridades de la imagen del ser humano, cuenta el hecho de que los seres humanos, considerados en sí mismos, como individuos y sociedades, se tratan, tanto en el lenguaje como en el pensamiento, como si fueran dos manifestaciones con existencia separada, de las cuales una suele considerarse como real y la otra como irreal, en lugar de entender que son dos perspectivas distintas de los mismos seres humanos" (39).

Esta conceptualización de la relación entre individuo y sociedad es la base epistemológica desde la cual se partió para analizar los problemas planteados durante el curso de la investigación y a la vez es la premisa de la fase metodológica del proyecto, pues determinó la elección de las dimensiones, variables y unidades de registro a utilizar durante el proceso de construcción de los datos y de conocimiento (40).

La posibilidad de hacer observable las diferencias entre las unidades de análisis - las motivaciones de la adhesión y rechazo al bussismo y su relación con los recuerdos y olvidos del pasado dictatorial -, fueron construidas a través de pasos sucesivos.

Inicialmente se elaboró un precódigo, esto es, un listado de frecuencias simples, conteniendo los diversos valores que puede contener la variable en las respuestas a fin de poder clasificarlas posteriormente, a través de su reprocesamiento, de modo de detectar analogías, comparar significados, establecer diferencias y construir categorías excluyentes.

Posteriormente, luego de efectuarse controles de calidad del total de la información ingresada, a través de sucesivas aproximaciones, se construyeron el código y las nuevas variables o "variables creadas", que permitieron efectuar cruces significativos en cuanto a sus alcances descriptivos y explicativos con relación a la población encuestada.

Cabe destacar que la codificación y procesamiento de material de encuestas producido con fines investigativos tiene una vasta tradición en la historia de las Ciencias Sociales (41).

Más allá de su actual estandarización en los estudios de opinión, esta metodología, implica un arduo trabajo artesanal de construcción del observable, del código y del proceso de codificación del material en bruto para transformarlo en datos.

La posibilidad de hacer observables las diferencias entre las unidades de análisis - las motivaciones y representaciones ideológicas de votantes y no votantes a Bussi y sus recuerdos y olvidos del pasado dictatorial- dependió de la construcción de un instrumento de registro sensible capaz de captar las distintas señales de la realidad. La detección de estas señales es el resultado, a su vez, de un proceso teórico-metodológico de construcción de preguntas cuyas diversas respuestas posibles constituyen el código.

Esta mirada que se propone no es la única posible, pero responde al interés teórico de la investigación, que en este caso remite a la construcción de una escala, la posibilidad de construir una gradiente de las subjetividades presente en votantes y no votantes a Bussi y sus similitudes y/o diferencias entre sí atendiendo además a las existentes al interior de estas dicotomías.

"Cuando se señala que ésta no es la única clasificación posible de las respuestas registradas en el precódigo se hace referencia a ciertos principios metodológicos universalizados en la investigación en Ciencias Sociales: (1) Que la realidad es siempre más rica que la teoría. Esto significa aquí que por más completo que nos parezca un código, siempre pueden aparecer nuevas miradas no registradas en este momento. (2) Que todo dato de la realidad es una construcción teórica, y por ello su registro está definido por una especificidad conceptual, que hace observables ciertas señales y deja de lado necesariamente otras" (42).

Con relación a las variables de corte se seleccionaron el voto a gobernador el 2 de Julio de 1995, dicotomizado entre votantes y no votantes a Bussi, el sexo del entrevistado, la localización geográfica de su morada, dicotomizada entre los habitantes de San Miguel de Tucumán y del interior de la provincia, la edad; dicotomizada entre aquellos que tenían entre 18 y 30 años al momento de ser entrevistados y aquellos que tenían más de 30 años y el nivel económico-social del entrevistado (43).

Esta última variable fue construida a partir de la relación establecida entre el nivel educativo alcanzado por el entrevistado y el ingreso per capita de su familia como variable independiente (44).

En lo que se refiere a los cuadros que se presentan a lo largo del texto, todos son la expresión de la asociación más fuerte encontrada entre las repuestas de los entrevistados y las variables de corte seleccionadas (45).

La selección de la encuesta como uno de los instrumentos centrales de la investigación estuvo íntimamente relacionada con la búsqueda de medir el peso cuantitativo de las formas y contenidos de las memorias colectivas en el seno del universo de votantes y no votantes a Bussi entrevistados y poder dar cuenta de algo sumamente importante cuando de memoria colectiva se trata, esto es, la pluralidad, la multiplicidad de voces, las diferentes formas y contenidos que se manifiestan en los recuerdos del pasado y su significación social, su grado de presencia en la sociedad.

Esta estrategia pareció sumamente pertinente en un campo de estudio donde lo dominante es el tratamiento de los recuerdos, rememoraciones y olvidos colectivos a través de registros episódicos o de relatos de biografías ejemplares.

Al seleccionar a la encuesta como un instrumento importante de la investigación a desarrollar, se decidió desechar ciertas críticas del uso de la misma. Una ilustración de ellas, son los señalamientos que cuestionan la presunta epistemología subyacente a este instrumento investigativo, señalando que: "la encuesta presupone que todo el mundo tiene una opinión formada sobre los interrogantes a los que es sometido" o que "la desigualdad de poder de los entrevistados lleva a construir, a partir de sus respuestas, artefactos sin sentido" (46).

Este señalamiento, se complementa con otra crítica que cuestiona la posibilidad de construir estados de opinión a nivel social, a partir de las respuestas de los individuos (47).

Nun, responde a similares críticas del uso de la encuesta para medir estados de ánimo y convicciones colectivas, especialmente, confrontando con aquellas perspectivas que les niegan inteligibilidad y direccionalidad a los usos y opiniones de "sentido común" (48).

Este autor, señala la pertinencia de la encuesta "como medio parcial, como otros, para acceder a ciertos aspectos discursivos de la práctica de los actores que interroga". A la vez, señala la no ineluctablidad del tratamiento de los resultados como datos brutos y la posibilidad de examinarlos como un tipo de "evidencia histórica" no perdiendo así de vista la historicidad que expresan y de la que forman parte los juegos de lenguaje y sentido en el que participan los entrevistados.

También remarca la necesidad de tomar ciertos recaudos metodológicos en su utilización ya que..."comprender el significado de una expresión no supone penetrar hipotéticos procesos ocultos que ocurrirían en la mente de los encuestados... Es cuestión de situar sus dichos por referencia a aquellos procesos sociales y políticos de construcción del sentido en los que, con mayor o menor consistencia participan los actores" (49).

La mirada que niega la constitución de estados sociales de opinión, a partir de las respuestas de encuestados -individuos -, supone una epistemología de lo social que escinde la noción de individuo de la de sociedad (50).

La relación entre individuo y sociedad no puede ser mirada desde la fantasía de la existencia de un hombre asilado, más allá de la sociedad, y a la sociedad por fuera y más allá de los individuos, sino que ambos conceptos deben ser entendidos como composiciones."Los seres humanos orientados recíprocamente y mutuamente dependientes", esto es, como la articulación creciente de relaciones sociales (51).

Por la importante presencia de los interrogantes acerca del pasado político de la provincia y su evaluación por parte de los entrevistados, se consultó no sólo bibliografía general acerca de la utilización de la encuesta como instrumento de medición de las motivaciones y representaciones acerca de la realidad por parte de los individuos, sino también bibliografía específica acerca de las potencialidades de este instrumento en la recolección de opiniones acerca de eventos pasados.

Sobre este último punto, Dawes, Pearson y Ross, advierten acerca de los límites y alcances del uso de la encuesta para indagar acerca de la memoria social a través de cuestionarios realizados a individuos (52).

Estos autores las sintetizan en que las respuestas de la gente a preguntas retrospectivas están afectadas por factores como el tiempo que tienen los entrevistados para formular sus respuestas, el tipo de eventos que se les pide recordar, la presencia o ausencia de anclajes o comparaciones, la influencia de la situación personal actual del entrevistado y por las visiones - implícitas o explícitas- que el investigador puede sugerir al entrevistado si no formula convenientemente las preguntas.

Sin embargo, los mismos autores consideran, a los cuestionarios centrados en las respuestas retrospectivas basadas en la memoria, como una ventana indispensable a nuestro pasado. "A menudo, las preguntas retrospectivas constituyen el único medio disponible para evaluar estados o cambios individuales o sociales" (53).

Finalmente, cabe destacar que el uso de la encuesta no supuso el descuido por complementar, mediante la utilización de otro tipo de abordajes metodológicos, el análisis de ciertos aspectos relativos a la subjetividad de los entrevistados.

En este sentido, la aproximación al objeto de estudio también reconoció la exploración del ámbito de la captación, comprensión e interpretación de los significados de los sujetos a través de estrategias investigativas más flexibles, de mayor profundidad y menos estructuradas, como la realización de una serie de entrevistas individuales tanto a votantes y no votantes a Bussi y la realización de entrevistas a protagonistas del presente y el pasado político reciente de la provincia.

Asimismo, se efectuó una búsqueda sistemática de materiales de investigación y de archivo, como así también de escritos inéditos de protagonistas centrales del pasado político inmediato de Tucumán.

La decisión de incluir diferentes formas de aproximación metodológica, partió de considerar que el uso de abordajes diversos pero complementarios, con diferentes capacidades y limitaciones analíticas, contribuiría a potenciar la mirada y enriquecer la perspectiva de la investigación, ampliando los posibles puntos de vista y percepciones que, con diversa profundidad y alcances, permitirían a través de su convergencia una mayor comprensión del objeto de estudio.

 


Notas

(35)  La decisión de realizar la medición en las semanas previas al acto electoral estuvo guiada por entender que, en estos períodos, las personas suelen manifestar más abiertamente sus opiniones políticas y sus juicios de valor. Además, se presuponía que eso limitaría, por la naturalidad que adquirieron las encuestas de opinión en esos períodos, posibles retraimientos o miedos de responder preguntas relativas al pasado dictatorial y al proceso de desaparición de personas en algunos entrevistados dadas las marcas sociales dejadas por la dictadura en la sociedad tucumana.

(36) Una porción de las entrevistas fue a su vez supervisada. Del conjunto de 222 entrevistados, fueron descartados dieciocho casos para gran parte del trabajo debido a que eran entrevistados que no tenían los atributos definidos previamente. Sobre los tipos de muestra y los criterios de selección de los casos ver Bouma y Atkinson, 1997, en particular el capítulo 7: "Selecting a Sample".

(37) Sobre las características y alcances de este tipo de estudios ver Hyman, 1984, página 94 y siguientes y D´Ancona, 1996.

(38) El desarrollo de esta mirada metodológica pude hallarse en Cortés y Rubacalva, 1987, páginas 16, 17 y siguiente.

(39) Elías, página 30, 1987, señala la falsa contradicción que reiteradamente desde las Ciencia Sociales se establece entre individuo y sociedad. Caracteriza al individuo como un conjunto de relaciones sociales expresadas por un cuerpo y a la sociedad como la articulación de relaciones sociales. En la medida que un individuo articula, expresa un conjunto de relaciones sociales más heterogéneo y rico, expresa más socialmente, afirma a su vez crecientemente su carácter individual, original, como cuerpo.


(40) Piaget y García 1984, Capítulo IX, páginas 244-245, señalan que todo dato de la realidad es una construcción teórica y por lo tanto su registro corresponde en todos los casos a una mirada teórica, a una especificidad conceptual que hace observables ciertas señales y deja de lado necesariamente otras.

(41) Hyman, 1984, Introducción, páginas 35 y siguientes y Marsh, 1982.

(42) Izaguirre, 1994, página 20.

(43) La dicotomía de los tramos de edad, se realizó a partir de entender que el grupo de entrevistados más jóvenes de entre 18 y 30 años, no vivieron como adultos el período de enfrentamientos políticos de los años setenta, pero su socialización se desenvolvió en ese período. Los entrevistados de más de treinta años, de socialización anterior, vivieron como adultos ese período. De ninguna manera esta dicotomía se funda en definiciones - por otra parte brumosas- acerca de la condición de ser joven, sino que se establece como la operacionalización posible del criterio conceptual al que se alude anteriormente.


(44) Esta relación es utilizada por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC, como un indicador sustantivo para medir el nivel económico social. Sobre la medición de los distintos niveles educativos ver Hoxter y Maceira, 1997. El ingreso per capita familiar, constituye un fuerte clasificador - estratificador para medir estratos económicos. Delimita condiciones sociales de existencia en el momento de la distribución del ingreso en un doble sentido: clasificando por ingreso hogares y posibilitando a la vez la clasificación de los individuos. Es utilizada por el INDEC, en su forma ponderada, para estimar la línea de pobreza. Los promedios per capita de ingreso familiar de la encuesta, fueron cotejados con los niveles y estratos de ingreso de la Onda de registro de información de la Encuesta Permanente de Hogares para San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo de Mayo de 1995. La relación nivel educativo e ingreso per capita familiar fue testeada con la calificación ocupacional del entrevistado o calificación de la ocupación del jefe del hogar, en el caso de los entrevistados inactivos, variable que apunta a medir la complejidad del trabajo específico desarrollado en el marco de cada ocupación, INDEC, 1991 b, y con las características sociales del barrio de residencia del entrevistado, delimitadas a partir de la estratificación presente en la cartografía censal utilizada por la Dirección de Estadística Provincial de Tucumán dependiente del INDEC.

(45) Se omiten al pie de los mismos los grados de asociación entre las variables que se presentan para no hacer tediosa la lectura al lector no experto. Para consultar las mismas ver Crenzel, 1998.


(46) Bourdieu, conferencia dictada en Naroit, Arras, en Enero de 1972 y publicada originalmente en "Les Temps Modernes", Número 318, páginas 1292-1309, Enero de 1973, luego en Bourdieu, 1986, página 239.

(47) Con relación a la encuesta que se desarrolló, en el conjunto de las preguntas las respuestas "no sabe/no contesta" en pocos casos llegan a representan el 10% de los entrevistados. En los casos en que esto ocurre, no se debe a dificultades de inteligibilidad de la forma de preguntar adoptada, sino frente a preguntas que, por su contenido, los entrevistados o bien adoptaban una actitud "negacionista" de su propio conocimiento sobre el tema o realmente no tenían opinión formada sobre el mismo.
Ilustrativo de la actitud negacionista, son algunas de las respuestas dadas a preguntas sobre los desaparecidos en Tucumán. También resulta interesante tomar conocimiento acerca de las formas y contenidos de la ignorancia sobre diversos temas que expresan los entrevistados y no suponerla a priori y privarse con ello de la posibilidad de preguntar sobre algún tema y con ello naturalizar el supuesto acerca de la naturaleza del conocimiento o desconocimiento de los entrevistados.

(48) Nun, 1984.

(49) Nun, 1984, página 148.


(50) Esta escisión tiene una historicidad que recurrentemente emerge en la discusión en Ciencias Sociales. Piaget, las retrata críticamente señalando que: "Toda relación social constituye, por consiguiente, una totalidad en sí misma, productora de caracteres y que transforma al individuo en su estructura mental. Existe pues, una continuidad entre la interacción entre dos individuos hasta la totalidad constituida por el conjunto de las relaciones entre el conjunto de los individuos de una misma sociedad y se ve, en definitiva, que la totalidad así concebida consiste no en una suma de individuos, ni en una realidad superpuesta a los individuos, sino en un sistema de interacciones que modifica a estos últimos en su misma estructura". Piaget, 1985, Punto 2, páginas 31y 35.

(51) Elías, 1987, Introducción, páginas 30 y 44.

(52) Dawes, Pearson y Ross, 1994.

(53) Ob. cit., 1994.

 

   

 

"Memorias enfrentadas"  

   

Página Inicial del Sitio